LitERaFRicAs

Simplemente literatura

Memorias de Puercoespín-Alain Mabanckou

siCuando me decidí dar a conocer libros del continente africano tuve dudas sobre dónde estarían los límites, veía que al igual que el continente era inmenso, la variedad literaria necesariamente también. Alain Macbankou piensa en estos términos cuando se etiqueta una obra como literatura africana: “se podría decir que existe una literatura africana si se pudieran acordar los elementos que la definirían. El peligro es que, al tratar de imponer una etiqueta de “África” a un cierto tipo de literatura, se tratará de reconocer sólo algunos de los elementos que la definen – cosas, tan al azar, como los arbustos, animales salvajes o las hormigas, por ejemplo …- Recuerdo que el gran relato corto del escritor keniano  Binyavanga Wainaina: “Cómo escribir sobre África”, en el que explicaba con sorna que había que utilizar la palabra “guerra”, “hambre” o “tribu” si se iba a  escribir sobre África. La Literatura africana no es una literatura exótica, sino que es la literatura que viene del continente negro. Esa es para mí la primera definición.

Pero al mismo tiempo, sabemos que África actúa como una especie de “madre”. La Literatura afroestadounidense por ejemplo proviene de la literatura africana. Maya Angelou  habla de cosas como la esclavitud y la situación durante la segregación: se trata de oscuridad! Pero no hay que pensar en la literatura africana como algo negro solamente. El autor sudafricano André Brink es blanco, pero también africano. Lo mismo para Nadine Gordimer y JM Coetzee, por no hablar de los escritores egipcios como Naguib Mahfouz. Ese es todo el problema de la definición de la literatura africana: si se toma como una cosa cerrada,  se verá obligado a considerar África como un territorio con una lengua y una cultura. Por lo que yo sé, África es diferente de Norte a Sur y de Este a Oeste. Dentro de África, se puede conocer a un escritor congoleño que tendrá diferentes sueños que su colega senegalés. Definitivamente no es fácil … En mi caso, prefiero optar por el término “literaturas africanas”, lo que significa que es múltiple, es diversa y se refleja en la cultura de muchos en África“.

Breve resumen:

Parodiando libremente una leyenda popular según la cual cada ser humano posee su doble animal, este relato nos brinda la historia de un asombroso puercoespín, que por encargo de su álter ego humano, llamado Kibandi, lleva a cabo una serie de asesinatos rocambolescos con la ayuda de sus temibles pinchos. ¡Ay de los aldeanos que se crucen en el camino de Kibandi, porque su amigo puercoespín está dispuesto a todo para satisfacer la locura sanguinaria de su «dueño»! (Editorial Alphadecay)

Ficha:

  • Título original:  Mémories de Porc-Êpin (2006)
  • Idioma: Original: Francés
  • Traducción al castellano:  Editorial Alpha Decay. 2008 www.alphadecay.org
  • Traductora: Mireia Porta i Arnau
  • Premios de este libro: Premio Renaudot (2006)
  • Nº de páginas: 141

Tras leerlo:

Nos adentramos en la naturaleza y un Puercoespín, protagonista de esta novela original e hilarante, le narra su vida a un baobab. Existe una leyenda en la República del Congo según la cual todo ser humano tiene su doble animal. El animal muere cuando el ser humano lo hace también, en cambio en esta ocasión el animal sobrevivirá a su dueño y contará sus memorias.

Existen dobles pacíficos y también dobles nocivos, que aparecen tras la ingesta de un brebaje denominado “mayamvumbi”. Puercoespín será el doble nocivo de Kibandi y acometerá todas las órdenes de su dueño. La voz de este pequeño animal, incontenible parlanchín, servirá para mostrar el comportamiento de los seres humanos, sus carencias y sus conductas, su crueldad, sus miedos y sus vacilaciones.

El padre de Kibandi ya era un asesino. Éste por medio de su doble (una repugnante rata) acometerá los más terribles crímenes, pero el Sabio de la aldea lo descubrirá y será su fin. Después de hacer beber a su hijo el bebedizo, le toca el turno a Kibandi, su sucesor, cuyo doble es un Puercoespín. Este animalillo acometerá crueles asesinatos por orden de su dueño; algunos gratuitos, otros monstruosos, valiéndose de sus púas. Sin embargo, y aquí el escritor se vale del animal para exponer la naturaleza humana: el Puercoespín en alguna de estas ocasiones habla arrepentido de lo que ha hecho, al contrario que el hombre, que no muestra jamás arrepentimiento alguno, mostrando hasta qué punto su conducta es abyecta.

Aunque el tono de la novela es hilarante y aparentemente ligero (se lee de un tirón), a veces truculenta y siempre ácida, tiene su carga de profundidad y nos habla de la naturaleza del ser humano, cambiante y horrible. En el texto la pregunta sobrevuela: ¿quién es más bestia?, ¿el ser humano o los animales?. Porque es a través de los actos del animal (en realidad órdenes del hombre) donde constatamos hasta qué punto puede llegar la crueldad y la sin razón humana.

El pequeño animal tiene sentimientos de conciencia e incluso cuestiona la conducta de su dueño a la hora de infringir un castigo, ¿por qué se ceba sus ansias de venganza, de revancha, su odio, en los que no tienen culpa (inocentes) y no lo hacen directamente en los que provocaron el hecho en sí?. A Puercoespín le extrañan y desorientan estas formas de actuar y le llevan a profundizar en sus acciones. El ser humano, el hombre, en cambio, no reflexiona nunca, ni vacila en sus decisiones. El ser humano, nos enseña Puercoespin, es capaz de los más atroces crímenes, sin volver la vista atrás, sin reparar en sus acciones, sin piedad.

Pero hay mucho más en estas Memorias que la historia basada en una  leyenda, un mito de su país; el escritor se vale del animal para hablarnos de otros asuntos que le preocupan a él, como la literatura. Afloran las referencias literarias (conocemos las preferencias del escritor, desde García Márquez hasta Cervantes, pasando por Luis Sepúlveda o Hemigway) y también conocemos sus fobias. Como la que siente hacia el intelectual Amedée que es el prototipo de hombre negro que ha triunfado en el mundo europeo o americano. Ese hombre relamido, guapo y encantador de serpientes no es del gusto de Puercoespín, incluso cuando sabemos que Amedée también critica con dureza a los antropólogos blancos que escribieron un libro en el que parecen querer que África no avance nunca. A través de este recorrido literario va señalando dobles buenos (el gallo de “El coronel no tiene quien le escriba”) y dobles nocivos (el pez de “El viejo y el mar”) en otras obras literarias, dando a entender que la leyenda/mito no se encuadra únicamente en su país, sino que es universal.

Mientras,  la sucesión de hechos avanza, bajo la fiel mirada de Puercoespín siempre dispuesto a servir a su amo. Hasta que dos niños gemelos, Koty y Kote, (la intocable infancia) sean el límite de sus aventuras, conocedores de sus andanzas nocturnas darán fin al camino de ida de Kibandi. A Puercoespín, cuya vida está entrelazada de forma inexorable con la de su amo, le dejarán huir hasta resguardarse bajo un baobab al que llega sin fuerzas, casi muerto ya, y sin embargo sigue hablando, lamentando no haber hecho más por Kibandi e imaginando gestas futuras.

(…)pero a lo mejor me he apartado un poco de mis propias confesiones hablando de mi, eh, una vez más mi parte humana se expresó, pues sí, aprendí de los hombres el sentido de la disgresión, nunca van al grano, abren un paréntesis que olvidan cerrar.

Sobre el  autor:

Alain Mabanckou (Congo, 1966), Premio Renaudot 2006 por su novela Memorias de puercoespín, reside en California, donde es profesor de literatura en la Universidad de California – Los Angeles (UCLA). Ha recibido la beca más prestigiosa de Humanidades de la Universidad de Princeton. Vaso Roto fue finalista del Premio Renaudot 2005, galardonada con las siguientes distinciones: el Premio Ouest-France / Étonnants Voyageurs (2005), el Premio libro RFO y el Tam-tam de oro al Hombre cultural del año concedido por el Ministerio de Cultura del Congo-Brazzaville. (Editorial Alpha Decay).

  •  Otras obras traducidas:
    • “Mañana cumpliré veinte años”. Editorial El Aleph
    • “Vaso roto”. Editorial Alpha Decay
    • “Black bazar”. Editorial Alpha Decay
  • Premios:
    • Premio Ouest-France / Étonnants Voyageurs (2005)
    • Premio libro RFO
    • Tam-tam de oro al Hombre cultural del año concedido por el Ministerio de Cultura del Congo-Brazzaville

Para saber más:

 

Anuncios

2 comentarios el “Memorias de Puercoespín-Alain Mabanckou

  1. Pingback: Gabo y los escritores africanos | LitERáFRicA

  2. Pingback: Estereotipos, mitos, prejuicios y literatura africana | Latidos Colectivos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 julio, 2013 por en Mabanckou, Alain, Novela y etiquetada con .
“La razón por la que escribo tanto sobre África es porque me indigna cómo es vista por el resto del mundo. Cuando la literatura sudamericana llegó a Europa cambió por completo nuestra perspectiva sobre los seres humanos. Pronto sucederá lo mismo con la literatura africana: entonces nos enteraremos de lo que tienen que decir sobre la humanidad” Henning Mankell.

“Desde luego había aprendido mucho sobre un pequeño y relativamente poco importante pueblo de África occidental” (El antropólogo inocente– Nigel Barley. 1983)

“A la gente le cuesta menos llorar que cambiar, una regla de psicología que la gente como yo aprendió en la calle siendo niño” (James Baldwin. 1977)

“Cuando se nos muestran escenas de niños muriendo de hambre en África, con un llamado para que hagamos algo para ayudarlos, el mensaje ideológico subyacente es algo como, “¡No pienses, no politices, olvídate de las verdaderas causas de la pobreza, solo actúa, dona dinero, así no tendrás que pensar!” (Vivir en el fin de los tiempos-Slavoj Žižek, 2010)

Contador de visitas

  • 267,528 visitas

Colaboro con:

África no es un páis

Altair

mundo-negro

http://www.wiriko.org/

logoprincipalAFRIBUKU5

Fundación Sur

LOGO-WANAFRICA

Guin guin bali logo_es

Sitios que recomiendo:

alizanza internacional de editores independientes

303826_234206893296987_1206844572_n

biblioteca africana

cabecera

mary

aishlogo_0 (1)

CHEZ-GANGOUEUS-670x239

logo 2398

Literaturas Afrikanas

CR5MJnbo

Creative commons

Licencia de Creative Commons
El contenido de esta página está bajo una licencia de Creative Commons. Eres libre de copiar y publicar mis artículos y fotos, siempre y cuando lo hagas sin fines comerciales, me acredites como autora, cites el medio donde se ha publicado el texto originalmente e incluyas un enlace o, si no es posible, la URL de este blog. Las portadas de los libros y las fotos que no aparezcan bajo mi nombre son propiedad de sus autores.

En Facebook

unnamed

Entradas:Archivo

A %d blogueros les gusta esto: