LitERaFRicAs

Simplemente literatura

La canción del perro- James McClure

La canción del perro- James McClure

Hay muchas formas de hablar del apartheid. McClure nos enseña que también es posible hacerlo a través de la novela negra (demostrando que es un género que va mucho más allá del puro entretenimiento) y de manera excelente.

James McClure nació en 1939 en Johannesburgo, comenzó a trabajar como fotógrafo al lado de Tom Sharpe, al que le unió además de la amistad el sentido del humor, para continuar después ejerciendo el periodismo. Sumido en el régimen de segregación racial que el Gobierno sudafricano instauró a partir de 1947, vigilado por la policía por sus comprometidos artículos y harto de un sistema que calificaba como repugnante, decide abandonar Sudáfrica en 1965. Una vez en el Reino Unido, comienza a escribir. En 2000, The Times calificó su novela El huevo ingenioso (The artful egg) como una de las 100 mejores novelas policíacas del siglo XX. Era un maestro de la novela negra, tratando el lado más oscuro del ser humano, porque, como él comentaba, “el crimen te dice mucho acerca de una sociedad“.

La canción del perro, es la última en publicarse pero cronológicamente la primera de la serie protagonizada por esa pareja, en blanco y negro, que son el teniente Tromp Kramer de la Brigada Criminal y el sargento de la policía bantú Michael Zondi (fueron en total ocho novelas, cosechando su mayor éxito con El huevo ingenioso, donde aparecen empeñados en resolver el misterioso asesinato de una famosa escritora local, muy parecida a Nadine Gordimer). En esta ocasión, una bomba mata a una pareja de amantes (ambos blancos y ambos casados) compuesta por una joven belleza local y un policía.

El inicio de la novela es uno de los mejores que he leído desde hace tiempo y después el interés no decae en absoluto. Nos adentramos en una escritura que sigue las pautas de la novela negra para a la vez describirnos (a través de una trama bien urdida) una Sudáfrica asaetada por ese régimen brutal e inhumano que fue el apartheid. Como se señala en el prólogo, la novela”rompe con muchos de los esquemas del género y demuestra que todavía hay un gran espacio de investigación literaria para la narrativa policíaca”. McClure no moraliza, cuenta. Y lo hace de una manera que cala mucho más que otras novelas más sesudas sobre la segregación racial.

Kramer&Zondi o Zondi&Kramer, conforman una pareja irresistible. Dentro de un coche de policía, el único lugar en el que un blanco y un negro pueden estar juntos. El blanco desaliñado, un tanto solitario, malhumorado y en apariencia racista. El negro elegante, inteligente, rápido y camaleónico, que sabe sacar la mejor ventaja de cada situación. Un Zondi relegado a ser el segundo siempre, a entrevistar a los encargados de las calderas y a las criadas, testigos negros que no dirían ni una palabra ante un blanco. Un Kramer con aspecto de duro, pero que tiene un fondo mucho mejor de lo que su rápida lengua nos hace creer.

Ambos, alejados de estereotipos o clichés, nos asoman a una Sudáfrica racista y clasista, donde hay barreras tanto entre blancos/negros (carteles de SÓLO BLANCOS, zonas de reserva, descalificaciones continúas hacia los negros, se les llama cafres, que son tratados con desprecio, asco e inhumanidad) como entre afrikáners/blancos ricos de origen anglosajón (se habla de mantener la pureza racial de los bóers, por ejemplo, frente al peligro de intoxicación al contacto con los anglófonos y de cómo los segundos llaman con desprecio “espalda peluda” a los afrikáners). Sociología al cubo dibujando una sociedad mejor que cualquier libro de la materia y humor al cuadrado, irónico y negro.

Por La canción del perro, pasa de puntillas además un Nelson Mandela, al que se acaba de detener y que es desconocido para Kramer. Estamos en Zululandia, en los sesenta. Y MacClure nos ha demostrado cómo contar una historia de detectives con el siniestro régimen del apartheid como telón de fondo. Kingsley Amis, dijo sobre él: “Hay más penetración, más vida y más arte en las novelas de McClure que en todos los autores respetuosamente reseñados en cualquier suplemento cultural”, por si quedaban dudas.

-¡Caramba¡-exclamó la viuda- ¡Esa sí que es una descripción completa¡ ¿El cocinero le contó todo eso? Debía estar enamorado de sus queridos zapatos.

Kramer asintió.

-Yo reaccioné igual-le dijo-, pero Cassius me aclaró que en zulú existen más de trescientas palabras para describir los distintos colores de una vaca. Por si eso fuera poco, existen más palabras para cada clase de cuerno, de pezuña, etcétera. Creo que lo que quería decirme es que cuando un negro es demasiado pobre para poseer ganado, tiene que conformarse con un par de zapatos, aunque sean de piel auténtica. (pág.186)

Ficha:

  • Título original:  The song dog (1991)
  • Idioma: Original: Inglés (Publicado por Faber and Faber)
  • Traducción al castellano: Editorial Reino de Cordelia, S.L (2012)
  • Traductora: Susana Carral
  • Imagen de portada:  Ilustración de Gala Fernández, 2012
  • Nº páginas: 398

The Song Dog

Anuncios

Un comentario el “La canción del perro- James McClure

  1. Pingback: Mejor hoy que mañana-Nadine Gordimer | LitERáFRicA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14 abril, 2014 por en McClure, James, Novela y etiquetada con .
“La razón por la que escribo tanto sobre África es porque me indigna cómo es vista por el resto del mundo. Cuando la literatura sudamericana llegó a Europa cambió por completo nuestra perspectiva sobre los seres humanos. Pronto sucederá lo mismo con la literatura africana: entonces nos enteraremos de lo que tienen que decir sobre la humanidad” Henning Mankell.

“Desde luego había aprendido mucho sobre un pequeño y relativamente poco importante pueblo de África occidental” (El antropólogo inocente– Nigel Barley. 1983)

“A la gente le cuesta menos llorar que cambiar, una regla de psicología que la gente como yo aprendió en la calle siendo niño” (James Baldwin. 1977)

“Cuando se nos muestran escenas de niños muriendo de hambre en África, con un llamado para que hagamos algo para ayudarlos, el mensaje ideológico subyacente es algo como, “¡No pienses, no politices, olvídate de las verdaderas causas de la pobreza, solo actúa, dona dinero, así no tendrás que pensar!” (Vivir en el fin de los tiempos-Slavoj Žižek, 2010)

Contador de visitas

  • 247,003 visitas

Colaboro con:

África no es un páis

Altair

mundo-negro

http://www.wiriko.org/

logoprincipalAFRIBUKU5

Fundación Sur

LOGO-WANAFRICA

Guin guin bali logo_es

Sitios que recomiendo:

alizanza internacional de editores independientes

303826_234206893296987_1206844572_n

biblioteca africana

cabecera

mary

aishlogo_0 (1)

CHEZ-GANGOUEUS-670x239

logo 2398

Literaturas Afrikanas

CR5MJnbo

Creative commons

Licencia de Creative Commons
El contenido de esta página está bajo una licencia de Creative Commons. Eres libre de copiar y publicar mis artículos y fotos, siempre y cuando lo hagas sin fines comerciales, me acredites como autora, cites el medio donde se ha publicado el texto originalmente e incluyas un enlace o, si no es posible, la URL de este blog. Las portadas de los libros y las fotos que no aparezcan bajo mi nombre son propiedad de sus autores.

En Facebook

unnamed

Entradas:Archivo

A %d blogueros les gusta esto: