LitERaFRicAs

Simplemente literatura

Los intérpretes – Wole Soyinka

LOS INTERPRETES

Soyinka no es fácil.

Los intérpretes se inicia de manera abrupta sin darnos tiempo a recolocar la mente para iniciar la lectura. Al igual que en La estación del caos,  nos introduce en el centro de la trama, sin más explicaciones. Escrita en 1965, tras el sueño frustrado de las independencias, cinco años después de que Nigeria obtuviera la suya, truncado cualquier atisbo de esperanza en un futuro mejor y más justo, el primer nobel de literatura africano escribe sobre cinco amigos residentes en Lagos y representantes de la nueva sociedad nigeriana, y ahonda en sus decisiones y en su desconcierto, sin dejar de lado el sentido del humor.

Con ecos de Faulkner y de Joyce, Wole Soyinka huye de las representaciones estereotipadas y hace aflorar una escritura alejada de lo “común aceptado” para mostrarnos una narración difícil y compleja, pero coherente de principio a fin, en la que la transgresión es la norma. Es cierto que las realidades postcoloniales de África no caben en una única narrativa y es debido a ello, intuyo, por lo que Soyinka introduce a sus intérpretes, cada uno con su manera de interpretar el mundo que le rodea, en una trama confusa y caótica con saltos de todo tipo y llena de disquisiciones filosóficas, mediante la que sus personajes tratan de encontrarse, en su propia dislocada búsqueda de identidad, individual y colectiva.

Caos. Carencia de asideros. Fragmentación. Bifurcación de caminos. A todo esto y más se enfrenta el quinteto protagonista. Kola, el pintor que intenta reflejar en su tela más ambiciosa, la herencia de la sociedad nigeriana. Egbo, el aristócrata. Sekoni, el ingeniero. Sagoe, el periodista y Bandele, el sabio. Todos ellos componen este fresco, que resuena de voces que se entrecruzan, desde las historias particulares de cada uno de ellos, graduados universitarios, que han estudiado y viajado al extranjero y regresan a la Nigeria independiente. Estos intelectuales tratarán de encontrar su camino dentro de la nueva estructura política, en una sociedad dominada por la confusión, la hipocresía, el materialismo y la corrupción.

Las obras de Soyinka no son fáciles de resumir y ésta no es una excepción. Pienso que Egbo es el eje vertebrador, que inicia y concluye la trama. A Egbo, nieto y heredero de un jefe tribal, se le abre un dilema: puede volver a la antigua aldea y asumir sus poderes y privilegios (incluyendo la poligamia) o abandonarlos y adaptarse a la nueva Nigeria. Es decir, optar entre la tradición o la modernidad. Su propia posición personal que se debatirá entre Simi, su amante, y una estudiante sin nombre de la que espera un hijo, pueden inclinar la balanza al regreso a la tribu, en donde le será permitido mantener a ambas mujeres, y en donde podrá huir del agobio que le produce el caos urbano.

Y esa nueva Nigeria ha de traer otros cambios. Sagoe, el periodista, tendrá un revelador diálogo con Joe Golder (un entusiasta del “black is beautiful” y profesor de literatura americano), en un juego dialéctico, cómico y lastimoso a la vez. Éste se ofrece a compartir su casa con él, pero Sagoe comienza a sentirse incómodo y temeroso, inconscientemente ha descubierto algo sobre Golder que no se atreve a exteriorizar; la homosexualidad del profesor le incomodará y molestará “supongo que, como periodista, debo apechugar con todo. El problema en ello es que no veo nada que mi director pueda utilizar” (pág.217) contestará a Bandele cuando éste se disculpa por no haberle advertido.

De la mano de esta élite parece que no cabe esperar ningún cambio social. Menos oscura que La estación del caosy con un tono más satírico, en Los Intérpretes Soyinka crítica y pone su lente sobre la clase media nigeriana, absorta en sus propios egos, insensible y despiadada, incapaz de salir de su propio laberinto.

Es la segunda vez que la leo. Insistiré.

Si simplemente fuéramos, si simplemente fuéramos y no sintiéramos las cuerdas que nos esclavizan, para caer desde agujeros impersonales al vacío sin deberles nada de nuestros yoes ni a los muertos ni a los vivos, y creciéramos hacia eso, sin acomodar ni debilitar nuestra voluntad con la comprensión, de modo que cuando el presente se quebrara sobre nuestras cabezas enseguida encontrásemos una nueva Ley para vivir. (Página 262)

Ficha:

  • Título original:  The interpreters (1965)
  • Idioma: Original: Inglés
  • Traducción al castellano: Circulo de lectores, S.A. (1987)
  • Traductora: Pedro Domingo Santos
  • Nº páginas: 268
  • Otras traducciones de esta obra:
    • Els intèrprets   [Catalá]  (1999) Edicions 62, S.A.
    • Os intérpretes  [Galego] (2003) Bibliotex Editor, S.L.

2568

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26 junio, 2014 por en Novela, Soyinka, Wole y etiquetada con .
“La razón por la que escribo tanto sobre África es porque me indigna cómo es vista por el resto del mundo. Cuando la literatura sudamericana llegó a Europa cambió por completo nuestra perspectiva sobre los seres humanos. Pronto sucederá lo mismo con la literatura africana: entonces nos enteraremos de lo que tienen que decir sobre la humanidad” Henning Mankell.

“Desde luego había aprendido mucho sobre un pequeño y relativamente poco importante pueblo de África occidental” (El antropólogo inocente– Nigel Barley. 1983)

“A la gente le cuesta menos llorar que cambiar, una regla de psicología que la gente como yo aprendió en la calle siendo niño” (James Baldwin. 1977)

“Cuando se nos muestran escenas de niños muriendo de hambre en África, con un llamado para que hagamos algo para ayudarlos, el mensaje ideológico subyacente es algo como, “¡No pienses, no politices, olvídate de las verdaderas causas de la pobreza, solo actúa, dona dinero, así no tendrás que pensar!” (Vivir en el fin de los tiempos-Slavoj Žižek, 2010)

Contador de visitas

  • 247,003 visitas

Colaboro con:

África no es un páis

Altair

mundo-negro

http://www.wiriko.org/

logoprincipalAFRIBUKU5

Fundación Sur

LOGO-WANAFRICA

Guin guin bali logo_es

Sitios que recomiendo:

alizanza internacional de editores independientes

303826_234206893296987_1206844572_n

biblioteca africana

cabecera

mary

aishlogo_0 (1)

CHEZ-GANGOUEUS-670x239

logo 2398

Literaturas Afrikanas

CR5MJnbo

Creative commons

Licencia de Creative Commons
El contenido de esta página está bajo una licencia de Creative Commons. Eres libre de copiar y publicar mis artículos y fotos, siempre y cuando lo hagas sin fines comerciales, me acredites como autora, cites el medio donde se ha publicado el texto originalmente e incluyas un enlace o, si no es posible, la URL de este blog. Las portadas de los libros y las fotos que no aparezcan bajo mi nombre son propiedad de sus autores.

En Facebook

unnamed

Entradas:Archivo

A %d blogueros les gusta esto: