LitERaFRicAs

Simplemente literatura

El Ejército de Salvación-Abdelá Taia

descarga

“Decir ‘te quiero’ es difícil. Pronunciar esta frase en presencia del padre, por ejemplo, es impensable entre los míos. Es ‘chuma’. Una vergüenza”, así se expresa Abdelá Taia en su primera obra Mi Marruecos (Cabaret Voltaire, 2009). Taia evoca, en sus novelas, un Marruecos que ama pero que le impide ser pleno, emocionalmente se encuentra ligado a su país de nacimiento, pero a través de sus palabras, vamos conociendo la imposibilidad de que alguien como el escritor encaje en la sociedad marroquí. “El sexo-y poco importa con quién se practique-no debería darnos miedo nunca” (pág.10) afirma en El Ejército de Salvación,  comenzando a darnos las claves del porqué de ese difícil engranaje.

Taia nació en una familia musulmana, su padre era funcionario de la Biblioteca General de Rabat y su madre M’ Barka, a quien dedica varios de sus libros, una mujer tradicional de fuertes convicciones religiosas, un tanto tirana y dictatorial, que llegado el momento era capaz de emplear todas sus armas para intentar que su hijo no se alejara de ella. Taia es miembro de una familia numerosa, dos hermanos y seis hermanas. A veces pasaban épocas en las que no tenían casi nada para comer, pero conseguían sobrevivir, al igual que el niño Taia, enfermizo, que pasó los seis primeros meses de su vida al borde la muerte. Pero Abdelá, además de tener un color amarillento, a causa de su enfermedad, poseía aspecto afeminado. “Muchos hombres en Marruecos tienen relaciones con hombres. Pero yo tenía aspecto femenino así que yo era el único homosexual”, afirma.

El Ejército de Salvación es una novela de corte autobiográfico. Taia, siguiendo los pasos de su adorado Chukri y su descarnada El pan a secas, intenta desnudar la verdad, que no es otra sino exponer de manera pública su homosexualidad, al tiempo que hace lo mismo con su propio país. Y lo hace de manera tierna y dura a la vez. En su escritura se mezcla lo escabroso con lo más sutil. Desde la mirada retrospectiva del que está volcando sus recuerdos desde una distancia; el tiempo transcurrido y el hallarse exiliado, en París.

Por sus páginas aparece su familia, el amor que sintió por su hermano mayor, sus inicios en una Europa, (se marchará a estudiar a Ginebra), en la que, muy pronto se dará cuenta, él será “un marroquí”. También, los primeros escarceos en los callejones de Marruecos, en los cines, donde se practica el sexo sin la mirada asfixiante de una sociedad que castiga la homosexualidad. Hasta narrar el enamoramiento de un hombre mayor, occidental, Jean, con quien descubrirá también que la libertad es una palabra que se emplea a menudo de forma ligera.

Abdelá Taia habla de la baraka en otra obra suya (Mi Marruecos). En palabras de Lydia Vázquez, la traductora de esa obra, quien realiza una magnífica semblanza del escritor; “Se dice de alguien que tiene la baraka cuando está “habitado”, cuando posee la fuerza, la energía. Y la transmite. Porque la baraka se siente, se toca, pero sobre todo se pasa, de uno a otro, ‘se da’ “. En El Ejército de Salvación se siente la baraka de Taia. Cuando lees sus textos, sientes la intimidad del desahogo, la franqueza de su visión, la profundidad de sus sentimientos, su desconcierto, su furia, su necesidad de sentirse pleno. Su búsqueda por ese espacio necesario. Suyo. Que en Marruecos se le niega. La hipocresía de una sociedad que practica la homosexualidad pero que no acepta que se hable de ella. En esta obra aparecen también el dolor del exilio (a medias autoimpuesto, valga recordar que en Marruecos la homosexualidad es delito y tabú), la desilusión al descubrir la Europa que él imaginaba en libros y películas, pero sobre todo la conmovedora, directa y franca manera en la que narra su propia búsqueda personal.

Jean y yo reemprendimos nuestro camino, en silencio. A lo lejos, por los sonidos que llegaban hasta nosotros, se adivinaba el corazón de Marruecos, la plaza Jamaa al-Fna, vibrante, encendida, desbordante de alegre locura. Pero ¿para quién?.

Los dos policías, en el momento de subir a su coche, gritaron, desde el otro extremo de la calle:

-No olvides hacerte pagar bien…¡y después lávate bien el culo, maricón de mierda¡ (pág.66)

 Ficha:

  • Título original: L’ armée du salut (2006)
  • Idioma: Original: Francés
  • Traducción al castellano: Alberdania, S.L (2007)
  • Traductor: Gerardo Markuleta
  • Páginas: 109
  • Cine: El propio autor la ha llevado al cine. Seleccionada para el Festival Internacional de Toronto, este pasado mes de mayo se estrenó en Francia. Queda pendiente por saber si llegará a proyectarse en Marruecos
  • Otras ediciones de esta obra:
    • Salbazioko armada. Traducción de Patxi Zubizarreta. Editorial Alberdania, 2007

larmee-salut-dabdellah-taia-L-AieTj3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 5 septiembre, 2014 por en Novela, Taia, Abdela y etiquetada con .
“La razón por la que escribo tanto sobre África es porque me indigna cómo es vista por el resto del mundo. Cuando la literatura sudamericana llegó a Europa cambió por completo nuestra perspectiva sobre los seres humanos. Pronto sucederá lo mismo con la literatura africana: entonces nos enteraremos de lo que tienen que decir sobre la humanidad” Henning Mankell.

Contador de visitas

  • 197,923 visitas

Colaboro con:

África no es un páis

Guin guin bali logo_es

http://www.wiriko.org/

logoprincipalAFRIBUKU5

Fundación Sur

LOGO-WANAFRICA

Altair

Sitios que recomiendo:

alizanza internacional de editores independientes

303826_234206893296987_1206844572_n

biblioteca africana

cabecera

mary

aishlogo_0 (1)

CHEZ-GANGOUEUS-670x239

logo 2398

Literaturas Afrikanas

CR5MJnbo

Creative commons

Licencia de Creative Commons
El contenido de esta página está bajo una licencia de Creative Commons. Eres libre de copiar y publicar mis artículos y fotos, siempre y cuando lo hagas sin fines comerciales, me acredites como autora, cites el medio donde se ha publicado el texto originalmente e incluyas un enlace o, si no es posible, la URL de este blog. Las portadas de los libros y las fotos que no aparezcan bajo mi nombre son propiedad de sus autores.

En Facebook

unnamed

Entradas:Archivo

A %d blogueros les gusta esto: