Saltar al contenido.

La Biblioteca va sobre ruedas en Burkina Faso

les-membres-de-l27association-aprocol-28929290

Con el objeto de llegar a lugares alejados, a las personas más desfavorecidas, o por la propia idiosincracia del país, en varios lugares del continente africano se ha desarrollado la posibilidad de acercar los libros, bien mediante camellos (Kenia) o bien mediante utilización de burros y carretas (Etiopía). En Burkina Faso, el medio más adecuado para ello parece ser la bicicleta, apoyada por una moto y dos carritos remolcadores diseñados para ello.

Cajón-biblioteca para ser molcado

Fotografía: Onepercentfund

En cada uno de estos países se ha iniciado de manera diferente: en el caso de Kenia fue la propia Biblioteca Nacional la que instauró el servicio, en Etiopía la iniciativa fue particular de Yohannes Gebregeorgis, un etíope comprometido con llevar la educación a todos los rincones de su país y en el de Burkina Faso, a partir de la asociación  Aprocol (Association pour la Promotion des Connaissances Livresques).

mobile burkina faso 2

Fotografía: Onepercentfund

En sus comienzos, 2001, la asociación constató “la falta de interés por la lectura, en particular entre los niños burkinabés en edad escolar, junto con la dificultad de acceso a los libros, en un país cuyos ingresos por habitante están entre los más bajos del planeta.”

Así, con el fin de fomentar la lectura entre los niños de los barrios desfavorecidos donde el libro es un producto de lujo, esta asociación planeó un acuerdo con las instituciones escolares que se comprometieron a organizar cursos de lectura y actividades culturales, al tiempo que tomó contacto con escuelas de diferentes barrios para organizar un servicio de préstamo de libros a sus alumnos. A partir de donaciones de libros procedentes de Suiza y Francia, y de la ayuda de los Fondos 1%, la asociación logró construir un local que funcionaba de Biblioteca.

Lo anterior se ha visto completado con la visita semanal a las escuelas que efectúan mediante las bibliobicicletas para fomento y animación a la lectura.

Entre los objetivos de la asociación está el ir aumentando y renovando los títulos con compras de nuevos títulos, dando cabida con preferencia a los autores africanos. La literatura escrita burkinabé se inicia en 1962 con Nazi Boni quien publicó la obra Crépuscule des temps anciens [The Dawn of Ancient Times]. En fechas recientes, el escritor y griot Frédéric Pacéré Titinga ganó el Premio Literario del África Negra en 1982 con Poèmes pour l’Angola (1982) y La Poésie des griots (1982).

Fuentes:

Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: