LitERaFRicAs

Simplemente literatura

Kamel Daoud revisa “El extranjero” desde un punto de vista árabe

AF_Cubierta_Meursault, caso revisado_14,5mm_300515.indd

Decía en un anterior post (“La lista de escritores argelinos de Assia Djebar“) que Argelia ocupa un lugar destacado en este blog y callaba que, por desgracia, preveía que tardaría un tiempo en volver a escribir sobre algún libro relacionado con este país del norte de África. Sin embargo, nunca hay que perder la esperanza. Cuando mis ojos se toparon, en una librería, con Meursault, caso revisado, las palabras: Camus, El extranjero, “punto de vista árabe”, autor argelino…me atrajeron como a un insecto hacia una tela de araña y  lo supe de inmediato. Volvería a Argelia, otra vez.

“Un libro soberbio. Kamel Daoud ha reescrito El extranjero de Camus desde el punto de vista árabe. En el futuro estos dos libros se leerán como un díptico” (Le Monde). “Esta versión argelina de El extranjero es una magistral demostración de lo que Edward Said llamó el inconsciente colonial. El resentimiento poscolonial se reencuentra con estos últimos años de fiebre en el mundo musulmán. Magistral” (Le Nouvel Observateur). Las anteriores son solo algunas de las muchas frases laudatorias que se han vertido a raíz de la publicación de este libro.

05algeria4-articleLarge-v4

Kamel Daouded. Foto: New York Times

La verdad es que lo que promete no podía ser más atractivo. Estamos hablando de una obra maestra de la literatura y de una nueva versión, un nuevo punto de vista, una nueva manera de interpretarla. Creo que leer mucho no aporta demasiado si no se intenta indagar en el texto que se nos ofrece, si no se produce una interpretación que puede llegar a mutar con el tiempo. Lo que hemos leído hace años, jamás volverá a ser la misma lectura. Leer es adquirir otros significados, abrir puertas, aportar un nuevo conocimiento transformador; releer es deslumbrarse al redescubrir aspectos ninguneados, desconocidos, al revisar nuestros recuerdos bajo una nueva luz. Además también creo en “el extraordinario poder de la literatura para construir y deshacer realidades que creemos incuestionables.”

Un hombre, Haroud, comienza a contarnos su historia. Es el hermano del árabe asesinado por Meursault el protagonista de la novela El extranjero. Aquel muerto sin nombre, asesinado por el francés en la playa un día de intenso calor, “un acto absolutamente impune”. Haroud es ya un anciano y su discurso, ante un par de sombras en un bar, discurre no desde la tristeza o la cólera, sino desde la indignación y la necesidad de una “cierta justicia”. Kamel Daoud, su autor, resume la novela de esta manera: “Es una metaficción. En la novela he imaginado la vida del hermano del árabe asesinado en El extranjero, de Camus. He dado vida, historia, cuerpo y nombre a un ilustre anónimo.” También la han llamado “versión complementaria”, “secuela“, “contra-historia” o “contrarespuesta”.

the-meursault-investigation-e1433785811865

Digamos que Daoud ha puesto el acento en el tratamiento que se le da al “árabe” en la novela. Es, en este sentido, una ruptura de la visión eurocéntrica. Es un juego de espejos dobles en la que se inscribe la Otra historia, que para ser verdadera “debería reescribirse en la misma lengua pero de derecha a izquierda”, al igual que la escritura árabe. En El extranjero, escrita en 1942, todo versa alrededor de la visión del  piednoir Meursault. A pesar de que en la novela de Camus, nos revela Daoud, “la palabra árabe aparece 25 veces”, se trata siempre de “El Otro” como alguien que existe pero al que no se da pie a conocer. Cuando asesina al “árabe”, ni siquiera aparece una mención a su nombre, se ignora su historia, es un elemento más del decorado existencial de Meursault. “Todo sucede sin nosotros”, llegará a afirmar Haroud, para pasar a contarnos la historia de su hermano y para darnos a conocer su nombre: Moussa.

En la novela se le da mucha importancia al hecho de que Camus no pusiera nombre a su víctima. Nombrar es reconocer que algo existe. Izena duen guztia omen da, todo lo que se nombra existe. Al gritar que Moussa se llama su hermano, Haroud lo que hace es reclamar la atención sobre un hombre que tuvo una vida y una historia que se silenció y a la que nadie prestó atención. Además, Meursault a pesar de asesinar al “árabe” (a Moussa) será finalmente condenado a muerte por no demostrar sentimientos ante la muerte de su madre, “En nuestra sociedad, un hombre que no llora en el funeral de su propia madre corre el peligro de ser sentenciado a muerte por la sociedad”, una injusticia deporable de una sociedad que exige ciertos comportamientos para pertenecer a ella, dentro del absurdo en el que se mueve toda la acción de El extranjero.

La misma mención a este término (“¿es árabe una nacionalidad?”) vuelve una y otra vez a aparecer en la novela, criticando ese compartimento estanco creado para introducir una serie de clichés: “Árabe, nunca me he sentido árabe, ya sabes. Es como la negritud que no existe más que en la mirada del blanco. En el barrio, en nuestro mundo, éramos musulmanes, teníamos un nombre, un rostro y unas constumbres”. Pero Haroud habla de cómo se ha dado la vuelta a esta situación, Argelia se independizó en 1962, los tiempos han cambiado desde que Camus escribió su novela: “Hace poco vi un grupo de franceses delante de un estanco en el aeropuerto. Como espectros discretos y mudos, nos miraban, a los árabes en silencio, ni más ni menos que si fuéramos piedras o árboles muertos. Sin embargo, ahora es una historia acabada. Eso es lo que decía su silencio” (pág.24).

La lengua vuelve a tomar el protagonismo en esta novela, como una de las señas necesarias para re-contar la historia, usando las palabras del asesino,”Por eso voy a hacer lo que se hace en este país  desde su independencia: tomar una a una las piedras de las antiguas casas de los colonos y construir con ellas una casa para mí, una lengua mía” (pág.14). Y añade, “he aprendido esta lengua, en parte, para contar esa historia en el lugar de mi hermano”.

10cd365a7f2816cdb2b1bde3c1a10c10

Algeria in March 1962, LIFE

El libro cuenta además y sobre todo la historia de Haroud y de su madre. El protagonista, Haroud, no participó en la guerra de liberación, “Sabía que estaba ganada de antemano desde el momento en el que los míos fueron asesinados a causa del hastío y la insolación” (pág.23) y tampoco se integra en la actual Argelia, “he visto cómo se consumía el entusiasmo de la Independencia, cómo se desvanecían las ilusiones” (pág.166). Construido como una contra-réplica de Meursault, él también asesinará a un francés, en un momento en el que hacerlo era absurdo, en 1962 cuando ya tocaba a su fin la guerra, pero que le sirve de venganza, de revancha. El hermano de Moussa ha envejecido convirtiéndose en un “extranjero” en su tierra. Haroud se nos muestra como “un viejo que no cree en Dios, que no va a la mezquita, que no espera el paraíso, que no tiene mujer ni hijos y que pasea su libertad como una provocación” (pág.169) y para quien “Dios es una pregunta, no una respuesta”, mientras se encuentra rodeado de “una jauría de beatos pisándome los talones, intentando convencerme de que las piedras de este país no transpiran más que dolor y que Dios vigila”. Incluso el amor le es ajeno, Meriem la joven que entrará en su vida “pertenece a un tipo de mujeres que hoy en día han desaparecido en este país: libre, triunfadora, insumisa y consciente de que su cuerpo es como un don, no como un pecado o una vergüenza.”

Con una escritura llena de sentimientos, que destila rabia, dolor y necesidad de conseguir esa justicia que no se logra en los tribunales, sino que la obtenemos en la vida, cuando dejamos de ignorar de la manera más vil cientos de miles de existencias, Daoud con su obra nos obliga a releer una obra maestra desde una nueva perspectiva. Si el absurdo, la indiferencia, una sociedad cuya moral carecía de sentido y la muerte de Dios poblaban El extranjero, la intolerante manera de tratar al Otro, la decepción y la presencia real e inquietante del fanatismo religioso asoman en Meursault, caso revisado. Ambos mundos se construyen en un intento por transmitir experiencias y visiones diferentes. Ambos títulos nos hablan de nosotros, desde planos contrapuestos y complementarios.

Tu héroe quizá tuviera razón desde el principio: nunca ha habido ningún superviviente en esta historia. Todo el mundo murió de golpe, de una sola vez (pág. 171)

Ficha:

  • Título original:  Meursault, contre-enquête (2013)
  • Idioma: Original: Francés
  • Traducción al castellano: Almuzara (2015)
  • Traductora: Teresa Lanero
  • Nº páginas: 172
  • Premios: Premio Goncourt 2015 de Primera Novela, que reconoce el mejor debut literario en Francia.PREMIO GONCOURT DE PRIMERA NOVELA 2015. FINALISTA DEL PREMIO GONCOURT 2014. 13º Premio Cinco Continentes de la Francofonía. Premio de novela François-Mauriac

Meursault_contre_enquete

Anuncios

Un comentario el “Kamel Daoud revisa “El extranjero” desde un punto de vista árabe

  1. Pingback: Cerrando el 2015 | ONG AFRICANDO SOLIDARIDAD CON AFRICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 30 agosto, 2015 por en Daoud, Kamel, Novela y etiquetada con .
“La razón por la que escribo tanto sobre África es porque me indigna cómo es vista por el resto del mundo. Cuando la literatura sudamericana llegó a Europa cambió por completo nuestra perspectiva sobre los seres humanos. Pronto sucederá lo mismo con la literatura africana: entonces nos enteraremos de lo que tienen que decir sobre la humanidad” Henning Mankell.

Contador de visitas

  • 207,762 visitas

Colaboro con:

África no es un páis

Altair

mundo-negro

http://www.wiriko.org/

logoprincipalAFRIBUKU5

Fundación Sur

LOGO-WANAFRICA

Guin guin bali logo_es

Sitios que recomiendo:

alizanza internacional de editores independientes

303826_234206893296987_1206844572_n

biblioteca africana

cabecera

mary

aishlogo_0 (1)

CHEZ-GANGOUEUS-670x239

logo 2398

Literaturas Afrikanas

CR5MJnbo

Creative commons

Licencia de Creative Commons
El contenido de esta página está bajo una licencia de Creative Commons. Eres libre de copiar y publicar mis artículos y fotos, siempre y cuando lo hagas sin fines comerciales, me acredites como autora, cites el medio donde se ha publicado el texto originalmente e incluyas un enlace o, si no es posible, la URL de este blog. Las portadas de los libros y las fotos que no aparezcan bajo mi nombre son propiedad de sus autores.

En Facebook

unnamed

Entradas:Archivo

A %d blogueros les gusta esto: