Saltar al contenido.

Pautas para saber más de un escritor desconocido: El caso Gabriel Okara

Ha fallecido otro escritor que también escribió novela y teatro, pero que fue poeta ante todo: Gabriel Okara. Murió en su casa, el pasado 25 de marzo, en la localidad de Yenagoa, al sur de Nigeria, a los 97 años. Las redes se llenaron de titulares que destacaban que se había ido “un gigante literario”, “uno de los grandes nombres de la literatura africana anglófona”, “un icono de la literatura africana” o “el primer escritor modernista africano”. Brenda Marie Osbey, editora de una antología de sus poemas, comunicó a la agencia EFE que: “es con la publicación del primer poema de Gabriel Okara cuando se puede decir que la literatura nigeriana y la poesía africana moderna en inglés realmente comenzaron“.

Tanto elogio sobre su grandeza hace que Gabriel Okara nos haya colocado a muchos delante de un espejo: el del desconocimiento.

Más allá de los títulos que componen su obra (que se puede consultar en diversos sitios en la red), de este autor interesa conocer los datos que leyendo de aquí y de allí van salpicando su biografía de hitos interesantes, que nos desvelan otros lugares literarios a descubrir e investigar, y que revelan ante qué escritor estamos. Y algo más.

A partir de 1945, ejerció durante nueve años como encuadernador de libros para la editorial estatal de la Nigeria aún colonial, donde empezó a escribir. Allí tradujo al inglés poesía escrita en lengua ijaw, predominante en el sur del país (Delta del río Níger).

En 1960 se convirtió en el primer africano publicado en la revista literaria Black Orpheus. Esta fue creada en 1957 por Ulli Beier, un alemán que vivió durante un tiempo en Nigeria y que fue un gran promotor de la cultura africana. Para elaborar la revista Beier obtuvo la ayuda de Wole Soyinka y de Es’kia Mphahlele. Desde el inicio, el magacín se convirtió en un prestigioso referente para todos los interesados en la literatura africana, siempre refrescante y lleno de nuevas creaciones, hasta que una década después desapareció, si bien siguieron apareciendo números hasta finales de los setenta.

Fue uno de los escritores que asistieron a la histórica Conferencia de Escritores Africanos celebrada el 1 de junio de 1962 en la Universidad de Makerere en Kampala, Uganda.

Además, junto con Chinua Achebe, Okara fue embajador itinerante de la causa de Biafra durante parte de 1969. Y muchos de sus manuscritos fueron destruidos durante la guerra civil nigeriana, quedándose sin ser publicados.

Entre las obras del autor, destacan su novela experimental The Voice  publicada en 1964 y su multipremiada obra poética, reunida en los poemarios The Fisherman’s Invocation de 1978 y The Dreamer, His Vision de 2005. En concreto, de The Voice se dice que “es un notable experimento lingüístico en el que Okara se tradujo directamente del idioma Ijo (Ijaw), imponiendo la sintaxis de Ijo al inglés para dar una expresión literal a las ideas e imágenes africanas”.

En 1979, su obra The Fisherman’s Invocation ganó el premio de poesía de la Commonwealth, entre otros muchos más.

Okara fue uno de los homenajeados dentro de los actos de la “Capital Mundial del Libro 2014 de Port Harcourt”.

Sin embargo, no ha tenido todo el reconocimiento que se merece. Si bien a veces su nombre aparece junto a Chinua Achebe, Wole Soyinka o JP Clark, no ha alcanzado a ser tan conocido como los anteriores, ¿por qué?.

Entre las razones que más se citan se halla el que su obra ha padecido una cierta “marginalización” al no ser considerado como un “escritor académico” Los que afirman lo anterior basan sus argumentos en el hecho de que el mundo literario de Okara era el de la tradición oral Ijaw, que él se encargó a traducir a inglés lo que pudo ocasionar dificultades a la hora de interpretar y entender lo que él exponía. Además, el no pasar por la Universidad, como los escritores arriba mencionados, pudo empujar a los críticos a no tenerle tanto en cuenta, considerándole injustamente un “escritor menor”.

Lindsay Barret, que sufrió algo parecido, alegó algo más para tratar de entender el escaso aprecio de la obra de Okara: “En el período en que escribió The Voice, la literatura africana no estaba siendo analizada por los africanos o con estándares africanos. Se estaban imponiendo estándares europeos a la estética africana. Okara fue aventurero en su escritura; hizo que su escritura pareciera remota, cuando en realidad su trabajo era una búsqueda de caminos”.

Ahora, una Fundación llevará su nombre y propiciará la formación de jóvenes escritores. Okara fue un convencido de que el presente estaba en sus manos: “Por supuesto, las cosas cambiarán a mejor. Ninguna sociedad es estática. A medida que los viejos escritores fallecen, los jóvenes se harán cargo de la lucha por el cambio; es una lucha continua. Y el cambio llegará con el tiempo”.

Que la tierra le sea leve.

Gabriel Okara (Bayelsa, 1921-2019)

Gabriel Okara (Bayelsa, 1921-2019)

Gabriel Okara: “Piano and Drums”
When at break of day at a riverside
I hear jungle drums telegraphing
the mystic rhythm, urgent, raw
like bleeding flesh, speaking of
primal youth and the beginning
I see the panther ready to pounce,
the leopard snarling about to leap
and the hunters crouch with
spears poised;

And my blood ripples, turns torrent,
topples the years and at once I’m
in my mother’s lap a suckling;
at once I’m walking simple
paths with no innovations,
rugged, fashioned with the naked
warmth of hurrying feet and
groping hearts
in green leaves and wild flowers pulsing

Then I hear a wailing piano
solo speaking of complex ways
in tear-furrowed concerto;
of far away lands
and new horizons with
coaxing diminuendo, counterpoint
crescendo. But lost in the labyrinth
of its complexities, it ends in the middle
of a phrase at a daggerpoint.

And I lost in the morning mist
of an age at a riverside keep
wandering in the mystic rhythm
of jungle drums and the concerto.

4 comentarios Escribe un comentario
  1. Alberto Mrteh #

    De nuevo me siento como un total ignorante.
    Es un placer leerte.
    Alberto Mrteh (El zoco del escriba)

    Me gusta

    3 junio, 2019

Referencias & Pingbacks

  1. El largo adiós del maestro Dadié – TRIMEDIA
  2. El largo adiós del maestro Dadié – Noticias365online

Responder a Alberto Mrteh Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: