Saltar al contenido.

Entradas de sfqu

Malí, donde África se cuenta a sí misma y al mundo

Escritores, poetas y artistas de todo el mundo están compartiendo desde el 17 al 24 de febrero, en la “Rentrée littéraire du Mali 2018“, la necesidad de renovar el mundo reinventado sus narrativas. 

Aprovechando la celebración de su 10º aniversario este evento no debe pasar desapercibido. Estamos hablando de uno de los máximos acontecimientos del continente en torno a las letras africanas que este año aporta una novedad más, tan interesante como su programa: se celebrará en Bamako, como es habitual, pero se extenderá a las históricas ciudades de Tombuctú y Djenné. Leer Más

Escribir sobre Somalia para tratar de mantenerlo vivo

Nuruddin Farah: el gran intérprete de Somalia

Publicado originalmente en África no es un país.  13/12/2018

Causa asombro y perturba, cuando menos, ver imágenes de Mogadiscio anteriores a los años noventa. Fotografías que muestran una ciudad cosmopolita, hermosa y vibrante, la perla del océano Índico, que contrastan con otras instantáneas más recientes de la capital de Somalia. De este país del llamado Cuerno de África parece que solo nos llegan ecos de destrucción y caos, no en vano está considerado un “estado fallido” y uno de los lugares “más peligrosos del mundo”. Sin duda, sobrepasar todo esta montaña de lugares comunes, penetrar y analizar, no es tarea fácil. A ello ha dedicado su vida el que está considerado una de las grandes plumas africanas: el somalí Nuruddin Farah.

Leer Más

En Sudáfrica triunfa la poesía experimental de Koleka Putuma

En 2015 el movimiento estudiantil sudafricano resurgió con fuerza. Tras la consigna #Rhodesmustfall, se aglutinaba la campaña para retirar una estatua de Cecil John Rhodes situada en la explanada de la prestigiosa Universidad de Ciudad del Cabo. Uniéndose a la protesta, una joven poetisa, Koleka Putuma, dedicaba a dicha campaña su poema Dear Allen. Este, que comenzaba como la famosa frase con la que inicia su Aullido el poeta norteamericano Allen Ginsberg, era muy crítico con la cuestión racial y lo compartió ante un público mayoritariamente blanco en Stellenbosch, lugar que se dice es el corazón de la cultura afrikáner.

I saw the best minds of my generation

Tearing pages out of Paradise Lost

To wipe their asses when they ran out of kak papier

Rolling spliffs from the book of revelations.

Sticky taping colonial statues with black bags.

Koleka Putuma intuía que sus palabras no iban a ser bien recibidas. Pero también que era necesario hacerlo. Estuvo dudando, según confiesa para una entrevista, entre acudir o no hacerlo. Otra escritora, Panashe Chigumadzi había declinado la invitación. La cuestión de la raza sigue siendo espinosa en la Sudáfrica post-apartheid. Sin embargo, allí estaba ella, que no había experimentado en su piel la injusticia del régimen de segregación racial, para intentar entablar un diálogo que se había mantenido solo a medias.

La sesión se grabó para el canal TED pero se eliminó uno de los poemas (el titulado Water) lo cual supuso una censura hacia su obra y daba la medida de hasta qué punto se puede expresar con libertad en tierras sudafricanas.

Esa osadía que ya había mostrado en sus primeras obras de teatro (Uhm, por ejemplo) la siguió teniendo cuando se decidió a publicar un libro de poesía en Sudáfrica, lo que según opinión mayoritaria era “una locura”.

Collective amnesia es su primera obra de poesía y ha supuesto un auténtico bombazo literario en su país. Publicado por la pequeña editorial Uhlanga, se ha convertido en un bestseller y la ha llevado de gira por varias ciudades sudafricanas. Además, se está leyendo tanto en la Universidad de Ciudad del Cabo como en la de Stellenbosch.

Sus poemas, escritos con el estilo del “spoken word”, tienen un componente fuertemente político y de denuncia: a menudo giran sobre la realidad de las mujeres negras y la homosexualidad en Sudáfrica (“un poemario queer, brillante y poderoso“, en palabras de su traductora al castellano Arrate Hidalgo). Como si fueran cuadernos, sus versos se cierran sobre los núcleos más íntimos, aquellos que rodean a familiares y amigos. Sin dejar de lado la denuncia por la cuestión racial, profundiza en el seno de los más cercanos. Habla de hombres que luchan por revoluciones que acaban allí donde se batalla únicamente estas cuestiones, sin tomar en consideración a las mujeres con las que comparten sus vidas. Pero también son historias de amor y alegría.

Quizás una de las cosas que más han llamado la atención ha sido la manera en la que la joven escritora ha publicitado Collective amnesia. Primero fueron unas series de fotografías muy potentes (tal y como se puede comprobar ya desde la misma portada) realizadas por Andiswa Mkosi. Después, y acompañando a varias presentaciones, los vídeos que comparten con su poderosa voz y sus interpretaciones los poemas sobre memoria y amnesia, muerte y alegría del libro.

El cómic africano presente en el Festival de Angulema

África se dibuja en el Festival de cómic de Angulema

Publicado originalmente en África no es un país.  23/01/2018

Si preguntáramos por el título de un cómic africano, casi con seguridad, la mayoría respondería con el de Aya de Yopugon. La serie, que consta ya de seis títulos publicados por Norma Editorial y que ha sido llevada al cine, permitió a su escritora, la costamarfileña Marguerite Abouet, dejar su trabajo y dedicarse a la escritura. Premiado como “Mejor primer álbum” en el Festival Internacional de Angulema en 2006 parece, entre nosotros, una isla que se basta por si misma. Aunque por derecho propio se ha convertido en una serie de referencia queda, sin embargo, un universo cómic africano por descubrir y toda una andadura, llena de múltiples obstáculos de todo tipo, que vale la pena conocer y reconocer

Leer Más

A %d blogueros les gusta esto: