Saltar al contenido.

Entradas de la Categoría ‘Bibliotecas africanas’

La dinámica Biblioteca Balme (Ghana)

a1cadffa1cfe99b4eff1b1286ff14e74

Construida en 1948, la Biblioteca Balme es la principal biblioteca de la Universidad de Ghana. Cuenta con materiales de referencia, libros de texto, bases de datos de revistas y lugares de estudio  para la formación de los usuarios. Sus instalaciones incluyen salas de lectura de 24 horas, servicios de impresión y encuadernación, servicio de fotocopiadora y un entorno de red con ordenadores. La Biblioteca es dinámica y continúa adaptándose a los cambios tecnológicos y las necesidades de información del usuario.Esta Biblioteca está considerada la más importante del Oeste de África.

El edificio de estilo colonial se ha ido quedando pequeño. Posee un impresionante diseño: un montón de rieles de madera de color marrón oscuro, amplios ventanales, pisos de cerámica y techos altos, destacan la sala de lectura y la zona reservada para la Biblioteca Africana.En 2011 la Biblioteca pasó por una de las primeras remodelaciones. Se reformaron dos habitaciones grandes para servir mejor a sus estudiantes ya que la tecnología juega un papel muy importante en la educación. La primera sala contiene 150 ordenadores. También hay personal disponible para apoyar a los estudiantes en su trabajo académico. Estos equipos son de estricto uso académico. Esta sala se llama del “Conocimiento común”. Proporciona un lugar para que los estudiantes tengan acceso a la Internet, catálogo en línea, bases de datos de revistas, KEWL NextGen, MS Office, impresión y escaneo instalaciones que también son de fácil acceso para los estudiantes.

La segunda sala renovada tiene capacidad para 200 persona, es la “Sala de lectura de 24 horas” esta sala proporciona un lugar para que los estudiantes estudien en silencio.
521368_459757954062033_1367017956_nGhanabalmeafricanaGhanabalmeperiodicals2

La Biblioteca Balme contiene más de 100.000 libros, 500 microfilms, discos compactos y cintas. También incluye una gran colección de libros antiguos, grabados y archivos. Hay acceso a los recursos electrónicos a través de la página web de la biblioteca.

Sirve como repositorio de publicaciones de la ONU,UNESCO,UNICEF. La mayoría de estos artículos son para uso en el salón y sólo algunos (por su importancia) son guardados en un armario cerrado con llave. El “Centro de Información para el Desarrollo” es una habitación financiado por el Banco Mundial. Otras colecciones especiales incluyen la Biblioteca Braille, la Biblioteca Árabe, la Biblioteca Africana y la Biblioteca de Referencia del Estudiante.

Fuentes:

La Biblioteca de Tombuctú (Mali)

Fundada en el siglo XI por nómadas tuareg, Tombuctú fue el eje del impero malí. Mereció halagos de “ciudad misteriosa”, y fue considerada “la Atenas de África”. Es conocida como la ciudad de los 333 santos. Este lugar es el que alberga el “Instituto de Investigación y Documentación Islámica Ahmed Baba”, la biblioteca de Tombuctú, que atesora 30.000 manuscritos. La ciudad y sus alrededores son un archivo de textos escritos a mano en árabe y en las lenguas africanas en escritura árabe, realizados entre el siglo XIII y el siglo XX. Son depósitos importantes de la producción científica en el África occidental y el Sahara. Es sorprendente que continúen siendo, en gran medida, desconocidas e infrautilizadas. Estas colecciones merecen un estudio detallado: son el punto de partida para la reflexión sobre la tradición escrita de África.

AHMED BABA (1556-1627)

Jurista, escritor y líder espiritual, da nombre al Instituto de Tombuctú. La época de oro de Tombuctú fue abruptamente interrumpida por la invasión marroquí en 1951. La importancia intelectual y comercial de la ciudad, poco a poco comenzó a declinar después de la invasión. Ahmed Baba, cuya biblioteca personal de más de 1.600 ejemplares fue destruida, tuvo que exiliarse a Marruecos. Entre sus escritos, sobresale Mi’raj, “que constituye la primera reflexión por escrito sobre la raza por parte de un autor subsahariano de la que se tiene constancia” (1).

IHERI-AB

Se trata del nuevo centro que se creó en 2009, sustituyendo al anterior (CEDRA-B) creado en 1973. En el período comprendido entre 1973 y 1984 CEDRAB sólo había logrado adquirir 3.500 manuscritos. La búsqueda de manuscritos comenzó en las propias familias locales, que atesoraban gran número de manuscritos y se extendió, después, a los alrededores de Tombuctú. Las familias locales habían optado por su venta a instituciones extranjeras o por gestionarlas ellos mismos con ayuda internacional (Fondo Kati), por lo que fueron las pequeñas bibliotecas privadas las que engrosaron el fondo del instituto. Las herramientas de trabajo de las que disponen los bibliotecarios son precarias, pero en los últimos años se ha comenzado a su microfilmación.

¿DESTRUCCIÓN DE LA BIBLIOTECA?

A principios de 2013, saltaron todas las alarmas: los islamistas que habían controlado la histórica ciudad maliense durante los últimos 10 meses arrasaron algunos centros de conservación en su huida y quemaron numerosos ejemplares, pero, al parecer, solo consiguieron dañar una pequeña parte del total. Salvo varios cientos que fueron quemados por los islamistas cuando abandonaron Tombuctú, poco antes de que llegaran las tropas francomalienses, el resto de los 100.000 manuscritos que se reparten en una treintena de bibliotecas por toda la ciudad y algunos pueblos de alrededor están también a salvo. “El centro Ahmed Baba alberga unos 40.000 manuscritos, pero casi todos están en Bamako porque su director se los llevó de manera discreta. Lo que quemaron los radicales fueron varios cientos de manuscritos que se encontraban en las nuevas instalaciones construidas por el Gobierno sudafricano y que ya habían sido digitalizados, así que su contenido no se ha perdido”, asegura Sane Chirfi Alpha, director regional de Turismo de Tombuctú e historiador.

Este patrimonio es importante porque, entre otras razones, refuta la idea de que las culturas negras africanas fueron exclusivamente orales. 05/05/2013-Samuel. Quilombo.

tumblr_m558nunN331qgfbgio1_1280

For Centuries it was taught that Africa & Africans had no written history, literature or philosophy (claiming Egypt was other than African). In this picture we see one milion manuscripts that were found in the many Libraries of Timbuktu/Mali covering , according to Reuters “all the fields of human knowledge: law, the sciences, medicine,”. Some of the Manuscripts date back to the 13th Century. Photo and text: africlassical.blogspot.com.es.

Fuentes:

Etiopía: donde los burros llevan libros

La biblioteca móvil causa sensación entre los niños y niñas etíopes. (Adeyabeba Bekele/IPS)

(Adeyabeba Bekele/IPS)

La Biblioteca-burro móvil es creación de Yohannes Gebregeorgis, un etíope comprometido con llevar la educación a todos los rincones de su país. Fue diseñado para responder a la necesidad urgente de suministrar libros a los niños de las zonas rurales (en este caso de Awassa). Yohannes descubrió que los burros eran abundantes en estas áreas y que los libros, en cambio, no lo eran. Similar en concepto a las bibliotecas móviles en los Estados Unidos, estas bibliotecas corren un circuito de escuela a escuela y de pueblo en pueblo llevando libros a los niños.La primera Biblioburro etíope se puso en funcionamiento en 2005.

La carreta está específicamente diseñada. Debe contener un tesoro de libros, tener un espacio para llevar pequeños asientos y un compartimiento especial para llevar los alimentos para el animal. La Biblioteca-burro móvil se estaciona debajo de un árbol grande, los pequeños asientos hacen una treintena de puestos en la sombra, con espacio para hasta 200 niños. Un bibliotecario o un auxiliar de biblioteca distribuye los libros a los niños y éstos se turnan para leer para sí mismos o leer el uno al otro, bajo la dirección del bibliotecario. Cuando la sesión ha terminado, los libros y los taburetes se recogen y la Biblioteca-burro móvil se cierra hasta el siguiente sitio de lectura.

En este caso la iniciativa surgió de una persona: Yohannes Gebregeorgis. Este etíope es el fundador de Ethiopia Reads, una organización comprometida con llevar la alfabetización a los niños de Etiopía. En 2003 fundó la Biblioteca Shola en uno de los barrios más pobres de Addis Abeba. Desde entonces, han abierto otras 10 bibliotecas escolares. Y publica libros en amárico, como Silly Mammo con la colaboración de Jane Kurtz.

Os dejo que él os lo cuente con sus propias palabras: “El poder de las historias“.

Fuentes:

Los barcos del desierto de Kenia

Biblioteca-camello de Garissa. Foto:bookaid.org

El servicio de biblioteca mediante camello es una iniciativa innovadora de KNLS (Kenya National Library Service) que ha ganado premios por sus esfuerzos en la promoción de la alfabetización y la cultura de la lectura en las regiones áridas y lejanas del nordeste de Kenia. En este servicio, los camellos llevan libros en cajas hechas específicamente para el proyecto y los llevan a los niños en escuelas lejanas. También se incluyen carpas y colchonetas. Esta iniciativa ha tenido éxito desde su inicio y es una alternativa a los servicios bibliotecarios móviles motorizados disponibles en otras partes del país.

La historia de cómo KNLS utiliza los ‘barcos del desierto “para llevar los libros a los asentamientos rurales y las escuelas nómadas de la zona árida fue presentado en forma de documental el cual ha ganado un premio en Alemania.

El uso de camellos como medio de transporte para llevar los libros a las comunidades nómadas (de las regiones del norte y este de Kenia) comenzó en 1985 y se ha ganado el interés de la comunidad. La biblioteca camello móvil tiene características comunes en las granjas semi-permanentes y las tierras de pastoreo.

Fuentes:

A %d blogueros les gusta esto: