Saltar al contenido.

Entradas de la Categoría ‘Editoriales africanas’

Editorial 2709books: 5 años de trabajo e ilusión a raudales

Los Catapila, esos ingratos. 2709books, 2018

El 27 de septiembre de 2013 vio la luz la primera publicación de una editorial que acaba de celebrar su 5º aniversario. Todo un logro si reparamos en que se trata de una casa especializada en literaturas africanas y en formato e-book/ePUB. Entonces, 2709books nacía con un objetivo concreto: “encontrar otras historias, de otros autores, que nos acerquen otras visiones del mundo”. Su aparición trajo, sin duda, aire fresco a un mundo editorial que no miraba apenas hacia el continente africano: desaparecidas El Cobre, Zanzíbar… el lector que buscaba miradas diferentes se encontraba algo huérfano. En 2709books éste pudo encontrar un cobijo primero y, con el tiempo, una casa después.

Recuerdo perfectamente sus inicios porque los viví muy de cerca. Su trayectoria me hace contemplar también la mía ya que comenzamos casi a la vez. Aunque había alimentado y abierto otro espacio un año antes, relacionado con el continente africano pero no estrictamente con las literaturas africanas, decidí abandonarlo para centrarme en los que han sido y son mi pasión: los libros, a través de “Literafricas”. Por eso, casi recién nacida yo misma, “2709books” fue una especie de augurio.

Cinco años han pasado desde entonces, pero Marina M. Mangado, la cara visible del proyecto, afirma que sigue “convencida de que la diversidad editorial es necesaria y queremos seguir haciéndolo a través de las historias de autores africanos para aportar una visión diferente de África, que complete la historia sin matices que nos han presentado muchos medios de comunicación. La literatura es una buena herramienta para conocer al otro y construir un mundo más empático”.

La editorial, fiel a su cita con los lectores, ha ido presentando sus novedades año tras año. Venance Konan es el escritor que más veces han traducido con, hasta el momento, siete relatos: Robert y los catapila, El entierro de mi tío, La gata de Maryse, La guerra de las religiones, En nombre del partido, El millonario y su último título recién salido del horno Los Catapila, esos ingratos. Junto al marfileño otros autores comparten el escaparate de 2709books: El Caimán de Kaduna – Francisco Zamora Loboch -, El camino de la salvación – Aminata Maïga Ka-, De Abiyán a Túnez – Mariame Ndoye-, Amanecía – Fatou KeïtaEl libro de los secretos/Doomi Golo – Boubacar Boris Diop– o la antología Afrofuturo(s).

Marina M. Mangado para #100lecturasafricanas

Mangado conoce de primera mano las dificultades de entrar y mantenerse en el mercado editorial actual, “en 2017 se publicaron en España casi 90 000 primeras ediciones. Hacerse un hueco en este panorama de novedad continua es prácticamente imposible, sobre todo con recursos limitados para trabajar la comunicación y la promoción. Así que celebramos cada venta, cada lectura y cada reseña, por humilde que sea el medio que la publique”. Sin embargo, no por ello han perdido el entusiasmo por seguir publicando que mantienen gracias a “saber que nos quedan muchos autores africanos por descubrir. Contribuir a la diversidad del panorama editorial en lengua española. Romper estereotipos sobre África, sus autores y sus literaturas. Publicar a muchas más mujeres. Normalizar la lectura de libros escritos por autores africanos y afrodescendientes”.

Desde el día en el que publicaron el primer ePUB hasta hoy han percibido que el panorama literario en torno a estas letras ha ido mutando.“Tengo la sensación de que el panorama ha cambiado en cuanto a visibilidad. Hace cinco años pocos conocían a Chimamanda Ngozi Adichie y ahora su presencia es habitual en medios generalistas”- contesta Mangado ante la pregunta de si piensan que las literaturas africanas están en la misma situación de visibilidad, interés o lectura que cuando empezaron- “Y gracias a esta figura, aunque casi siempre a su sombra, la prensa se interesa por la obra de otros autores africanos y poco a poco el público llega a sus libros”

Durante estos 5 años desde “2097books” han publicado desde ciencia ficción africana hasta el texto que Boubacar Boris Diop escribió en wólof. Además, la editorial ha estado muy presente en redes sociales, ha aparecido en diversos medios, ha organizado sorteos de lotes de libros, ha publicado interesantes artículos sobre el mundo editorial y reflexiones en torno a temáticas diversas, como “Ficción y deber de memoria” y “Literatura africana en lenguas africanas”, ambos escritos por Mangado y publicados en “Wiriko”. Pero también ha abierto un blog, desde el que comparten opiniones y conocimientos a través de entradas y series como “Traduciendo Áfricas” de Alejandra Guarinos Viñals, quien es la coordinadora del Club de Lectura Baobab de la Biblioteca de Albacete y la traductora de las obras inéditas en castellano de “2709books”.

Club de Lecturas “Baobab”

La importancia de una buena traducción es algo que Alejandra Guarinos Viñals viene reivindicando desde hace tiempo. Como lo sabe, ante una mala traducción, aconseja al lector “que no generalice y piense que, como en cualquier profesión, hay traductores mediocres, buenos y excelentes. La mayoría de los lectores ni siquiera son conscientes de estar leyendo una obra traducida, prueba de que el traductor ha hecho bien su labor”.

La trayectoria de Guarinos habla muy bien de su pasión ya que con 33 años, decidió abandonar su trabajo estable para cursar la licenciatura en Traducción e Interpretación. “Cada obra tiene sus dificultades porque cada autor tiene un estilo propio,  captar esa peculiaridad y trasladarla al lector es una de las tareas más complejas del traductor-comenta- En el caso concreto de las literaturas africanas, detrás de cada traducción se esconde mucha labor de documentación, casi diría de investigación,  conviene entender las referencias culturales para poder traducir bien”.

En su sección “Traduciendo Áfricas” nos va describiendo vocablos, expresiones, símbolos o momentos de las culturas africanas: el baobab, el cauri, la nuez de cola o el griot… a las que también ha llegado a través de su labor traductora que la ha sumergido en otros referentes culturales que son necesarios conocer y entender.  En este sentido opina que “el traductor literario no debe mejorar un texto. Su labor consiste en verter un contenido de un idioma a otro, independientemente de que la obra esté mejor o peor escrita. No es más que un mero intermediario entre dos lenguas. Cualquier cambio que se haga con respecto al original supone engañar al lector”.

En el mundo de los sueños Mangado tiene “claro que hay autores cuyos derechos jamás podré conseguir porque tenemos pocos recursos y todavía no hemos dado el paso al papel, pero no me frustra. Al contrario, en cuanto los veo publicados en español, lo celebro como si los hubiésemos publicado nosotros”. Por su parte Guarinos no ha sentido el flechazo-literario-total hacia un escritor al traducirlo “me temo que eso es un lujo al alcance de pocos”, añade.

“2709books” pertenece a ese sector editorial de grandipequeñas casas que han hecho que siga habiendo madera para que el tren no se pare. Hace 5 años no existían para el lector en lengua castellana ni Venance Konan ni Fatou Keïa ni Mariame Ndoye, por nombrar algunos nombres que la editorial ha traducido. Hoy, gracias también a 2709books, nuestras bibliotecas son más variadas, más ricas y están llenas de más historias. Sin ir más lejos, su última novedad la séptima entrega de Konan, Los Catapila, esos ingratos, nos está esperando.

Empatía, una nueva editorial argentina que acerca historias africanas

Empatizar. Es una de las palabras a la que más a menudo recurrimos cuando se trata de acercarse al otro. Se trata de “calzarse sus mocasines” y andar un tiempo para saber lo que se siente dentro de ellos. Una editorial argentina tomó como leif motiv este verbo e hizo que surgiera un lugar a través del cual “dar a conocer historias que nos acerquen a tiempos y geografías sobre las que, hasta ahora, han circulado escasas ficciones. Libros que nos inclinen a una participación afectiva en realidades hasta ahora ajenas”.

Empatía apareció a principios de este año y detrás de ella están: Marcela Carbajo, Directora – que es quien nos atiende y contesta por correo electrónico, Sofía Travalli, Jefa de Edición – Traductora, Gabriela Hendler – Distribución, El Carbo – Diseño de colección, Flor Hedo – Redes sociales, Solange Levinton – Prensa.

¿Por qué Empatía?

“Empatía nació lanzando nuestra primera publicación (la Antología de Escritores Africanos Contemporáneos) a principios de marzo. Desde hace algún tiempo venía dándole vueltas a la idea de armar una editorial con el foco puesto en textos que nos ayudaran a acercarnos “al otro” a partir de una comprensión más amplia y afectiva. Podría decirse que toda la literatura en algún punto consigue esto, pero la idea central era dar a conocer culturas y realidades que nos resultan ajenas y, por lo tanto, nos llevan a considerarlas con indiferencia o mediante clichés. Elegimos la literatura africana porque, a pesar de que geográficamente no es un continente tan lejano, hay una percepción automatizada de lo que África es (un todo homogéneo, un sitio plagado de guerras civiles y hambruna, etc). África comprende 54 países, más de mil millones de personas, y donde un habitante de Uganda no tiene mucho que ver con un egipcio. La ficción es un medio muy poderoso para generar un conocimiento más intenso, más empático. Por ejemplo, mucha gente puede haber leído sobre el genocidio de Ruanda, pero después de leer La Mujer Descalza, seguramente la comprensión afectiva de las luchas (y también las alegrías) del día a día de una familia refugiada en un campamento tutsi dejará otra huella”.

Próximos libros

“El calendario editorial continúa con la publicación de La Montaña, del argelino Jean-Nöel Pancrazi, una novela muy corta y contundente. Si bien Pancrazi pasó casi toda su vida en Francia, su infancia durante la guerra en Argelia marcará profundamente su obra. Con La Montagne (2012), Pancrazi reconstruye un recuerdo que había permanecido oculto durante mucho tiempo: la muerte de seis compañeritos de escuela asesinados en la sierra durante la guerra. Esta novela ha obtenido los premios Méditerranée, Marcel-Pagnol y François-Mauriac.

Luego le sigue un libro de relatos de Ngugi wa Thiong´o, y la novela Esperando un ángel, del nigeriano Helon Habila. Con estos libros seguramente cerraríamos este año.

Para el 2019 ya hemos firmado el acuerdo por los derechos de otras tres obras.

Tenemos también la ambiciosa intención (ambiciosa dado el panorama económico argentino y los grandes problemas que enfrentamos en el rubro editorial), de comenzar con una colección para jóvenes adultos y otra infantil, ambas con foco en la realidad africana”.

Recepción

“La recepción de nuestros libros ha sido muy gratificante, tanto por parte de los lectores como también por parte de las librerías. Todos sabemos que es muy complicado ingresar en el catálogo de una librería cuando uno recién está comenzando y tiene muy pocos títulos publicados. La temática de nuestra editorial cubre una deuda pendiente con la literatura africana, por lo que ha sido más que bienvenida.

Contactos con editoriales y escritores

“Hemos hecho contactos muy fructíferos con algunas editoriales africanas (Cassava Republic, Akashic Books, etc) y también con algunas editoriales europeas a las que hemos recurrido para los derechos de traducción (Gallimard, Seuil).

El contacto con los escritores africanos ha sido una de las facetas más enriquecedoras de nuestro proyecto. Cuando estábamos preparando la antología con la que daríamos inicio a la serie, sabíamos muy poco de lo que estaba ocurriendo en el panorama literario africano. Luego de investigar y leer mucho, encontramos a los autores y relatos que deseábamos publicar. Mediante una pesquisa muchas veces “detectivesca” logramos contactarlos y nos sorprendió enormemente no solo la excelente predisposición sino también el entusiasmo y la alegría con que recibieron nuestra propuesta. Les estaremos siempre más que agradecidos por haber confiado en nosotros y apoyado el proyecto en una etapa tan temprana”.

Publicar en Argentina

“En este momento Argentina está atravesando una gran crisis económica y, obviamente, esto pega muy fuerte dentro del sector editorial. El peso argentino se ha devaluado muchísimo, y varios de los costos de impresión están dolarizados, por lo que el esfuerzo para seguir publicando es enorme.

Por otra parte, la inflación ha superado en mucho a los salarios, y entonces comprar libros ha pasado a ser un lujo. La parte positiva de esto es que se han encarecido enormemente los libros importados, dando más lugar a las publicaciones locales.

Nadie se hace editor para hacerse millonario. Hay una gran cuota de pasión en este negocio, que nos hace remar en jarabe con tal de llegar a un buen puerto: ver en las manos de algún lector a ese autor que admiramos y que deseamos compartir”.

Sus libros publicados hasta el momento:

Antología de escritores africanos contemporáneos

Inauguraron su andadura con una colección de relatos, hasta once, de nombres actuales y de reconocida trayectoria. Binyavanga Wainaina, Algún día escribiré sobre este lugar / Doreen BainganaLa cristiandad mató al gato / Lily MaburaUna curruca en el cañaveral / Mandla Langa, Zizi / Cat HellisenEl puente Worme / Siphiwo Mahala, El traje perdido / E. C. OsonduEl show de Bar Beach / Abdourahman Waberi, El pintor del mar y el bebedor de viento / Patrice NganangEl hombre del bigote / Helon HabilaLa segunda muerte de Martin Lango / Chika UnigweAnónima

Abigail de Chris Abani

Es la novela que siguió a Graceland (Baile del Sol). Se trata de una obra breve pero de una gran intensidad. Una narración que se enronca en nuestros ojos devastando mientras la leemos y la llena de terror y soledad, a través de la voz de una niña de solo 14 años que ha de enfrentarse a situaciones de explotación y crueldad que los adultos van arrojando a su vida.

“Una novela oscura, enigmática desde su estructura, de tema terrible y trasfondo cruel”.

 

La mujer descalza de Scholastique Mukasonga

Gracias a un proyecto de ACNUR-Euskal Batzordea, se tradujo esta obra de Mukasonga a castellano y euskera. Entonces escribí esto sobre ella: “es una obra que nos remite a la infancia de la escritora en su Ruanda natal, entre los deportados de Nyamata. Una durísima experiencia de exilio interior, crueldad y práctica de violencia extrema hacia las mujeres y las niñas, en la tensa espera de la antesala del genocidio tutsi, pero también de dignidad, solidaridad, fuerza y coraje, en la que su propia madre, siempre preocupada por salvar a los niños, es el centro sobre el que la autora despliega lo mejor de su cultura”.

 

Los libros de la editorial Empatía se venden solo en Argentina, Chile y Uruguay (“salvo algunos para los que hemos firmado los derechos para otros países latinoamericanos más”, añade Marcela Carbajo)

Facebook: https://www.facebook.com/EdEmpatia/

Twitter: @EdEmpatia 

Si te dicen ediciones africanas

Un concierto en la librería Jazzhole de Lagos, en Nigeria. YOUTUBE

Un concierto en la librería Jazzhole de Lagos, en Nigeria. YOUTUBE

Nuevas fórmulas para avivar la edición africana

Publicado originalmente en África no es un país. 01/03/2018

En fechas recientes le preguntaron en una entrevista a la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie si en su país de origen había librerías. A la escritora no le gustó nada la pregunta y añadió que se debía al deficiente conocimiento sobre el continente africano y al conjunto de infames clichés que siguen colgando del mismo, junto con la voluntad de perpetuarlos. Nadie pregunta si en Francia hay librerías, pero parece que cuando se habla de un país africano las cosas cambian.

Otro tanto podía haber ocurrido si le hubieran preguntado, dando un paso más allá, por casas editoriales africanas. Suponemos que la existencia de estas es algo impensable para muchos ciudadanos europeos. Y, sin embargo, en un mundo global en el que todo (o casi todo) está al alcance de un clic, deberían de haber empezado a cambiar los interrogantes.

Leer Más

4 apasionad@s african@s por los libros (de los 4 puntos cardinales)

1.-Mohammed Fergiani (Libia)

Mohammed Fergiani abrió en 1952 su primera librería en Trípoli. Algunos asemejan el impacto de su nombre en los círculos literarios libios, al que produjo por ejemplo Bloomsbury en Londres. Es decir, que en la ciudad libia, Fergiani se convirtió en un sinómimo de libros. Después de crear cuatro librerías, surgió Dar el-Fergiani, la casa editorial más importante de Libia en toda su historia. Pero todo cambió con el ascenso al poder de Gadafi en 1969.

Leer Más

Kinyarwanda, desde una literatura que quiere hablar de muchas historias

En  Ruanda, las lenguas oficiales son el kinyarwanda, el  francés y el inglés (aunque el swahili va camino de convertirse en la cuarta).

Al margen de las lenguas europeas (inglés-francés), el kinyarwanda (kinyaruandaruanda o kiñaruanda), de la familia linguística Níger-Congo, se habla por cerca de nueve millones de personas y puede ser entendido por cerca de veinte millones al extenderse por Burundi, República Democrática del Congo, Uganda y Tanzania, y por sus semejanzas con la lengua que se habla en Burundi (kirundi). Es el idioma en el que se relacionan y viven en Ruanda.

En 2009 el mismo presidente, Paul Kagame, que dirige el territorio en la actualidad, mediante un decreto, apartó el francés, que hasta entonces era la lengua de enseñanza, para imponer el inglés.  Detrás de esta decisión se defendió la necesidad de aprender una lengua que convierta en más competitivos en un mundo global a quienes la manejan, pero muchos vieron también un componente político.

El kynyarwanda era la lengua que hablaban los ruandeses antes de la colonización. Los Banyarwanda forman un subgrupo de los pueblos batúes y agrupa a las tres etnias que hablan kinyarwanda: hutus, tutsis y twas. El lenguaje ha sido uno de los nexos de unión de las tres. 

De hecho, una película lleva su nombre. Basada en testimonios de supervivientes, Kinyarwanda cuenta la historia de los ruandeses que no cedieron al odio durante el genocidio de 1994, convirtiendo las mezquitas en refugios para musulmanes y cristianos, hutus y tutsis.

Un idioma “endiabladamente” complicado

Cuando vivía allí (años 2005-2006) solía ir a una librería en Kigali de cuyo nombre no estoy segura, creo que era Ikirezi, pero sí recuerdo muy bien que estaba bastante viva y frecuentada, y sobre todo recuerdo que tenía muchos libros en kinyarwanda. Los temas favoritos eran la religión, la política, las costumbres… Y recuerdo especialmente que había bastantes dedicados a cuentos tradicionales. De estos conservo todavía algunos que tuve la suerte de poder disfrutar gracias a ediciones bilingües en kinyarwanda/francés que me ayudaban incluso en mi precario aprendizaje del kinyarwanda gracias a la disposición del texto de forma casi simultánea en ambas páginas (cuando se desfasaban los textos me volvía un poco loca intentando localizar por dónde iba el hilo en kinyarwanda, pero normalmente acababa consiguiéndolo). Eran historias de una simbología, profundidad y crudeza impresionantes. Las editoriales de estos libros eran locales. Me encantaba la vitalidad y calidad de esta librería.

Arantza Mareca. Traductora.

La literatura en kynyarwanda despega tímidamente

La preeminencia de la literatura oral ha hecho que apenas haya literatura escrita en esta lengua. En la actualidad se intenta promover el kynyarwanda entre los más jóvenes. Así, surgió la editorial Bakame en 1995 que publica libros para niños y jóvenes en esta lengua. Con la importancia que se le concede a que desde la infancia se conozca y se use este idioma.

Novelas para jóvenes en kynyarwanda. Ed. Bakame

Sin embargo, la literatura para adultos no goza de la misma aceptación. Alexis Kagame fue el primer poeta del país en este idioma. Junto a él, hay algunos otros nombres que escriben en la lengua materna, como J. Mukagugira, pero sus títulos no son conocidos.

En la actualidad, los jóvenes escritores parece que están volviendo a escribir en kynyarwanda. Entre otros nombres destaca el de Michaella Rugwizangoga.

En este sentido destaca el impulso que supone el trabajo de Huza Press @HuzaPress, la primera editorial del país que intenta mostrar otras voces, otras narrativas (que hablen de otras experiencias, historias y puntos de vista más allá del genocidio que amenaza con erigirse en “la única historia” del país) y que alienta también la escritura en esta lengua.

Huza-Press

Entre sus plus se encuentra la convocatoria de un Premio a la mejor ficción, que en 2015 se convirtió en una antología. Si bien en su primera y segunda edición sólo admitieron textos en inglés y francés, sin embargo, su apuesta se dirige también a fomentar la escritura en la lengua materna dentro de un país que reconocen trilingüe.  En la nueva edición de 2017 podrán presentarse escritores ruandeses que escriban en kinyarwanda. 

El talento descubierto de Thabiso Mahlape, editora de BlackBirdBooks

Publicado originalmente en África no es un país.  

La editora de BlackBirdBooks impulsa la primera editorial sudafricana con voces solo negras

En un mundo como el editorial sudafricano, dominado por hombres blancos, ha surgido una pionera, una bocanada de aire fresco, que lleva por nombre Thabiso Mahlape. Esta mujer joven de 32 años, nacida en Limpopo, con las ideas muy claras, un gran talento y una personalidad arrolladora, ha despertado la atención de la crítica por su trabajo y su criterio. Como muestra el hecho de contar en su haber con el premio Alan Paton 2013 que ganó la novela de Redi Tlhabi Endings & Beginnings que ella había editado. También que dos de los títulos que ha descubierto hayan llegado a estar en la lista de los seleccionados para el premio Etisalat 2016, el más importante del continente.

Y lo cierto es que acabó en este mundo por casualidad. Como le ocurre a muchas personas, al ir a matricularse en periodismo, su primera elección, se encontró que no había plaza para ella en la Universidad de Pretoria y tuvo que optar por estudiar edición. “Pero fue en la edición en donde encontré mi verdadero amor”, afirma convencida al contestar a un pequeño cuestionario que le hemos hecho llegar vía email.

Para leer el resto del artículo mapa-africa

Arada Books, divulgando el patrimonio histórico y cultural etíope

arada

Libros “Arada Books”. Foto: SFQ

Publicado originalmente en África no es un país.  25/10/2016

A Harar, en el este de Etiopía, llegaron muchos buscando alguna pista sobre los últimos años de Arthur Rimbaud. Entre ellos, el escritor Evelyn Waugh quien se sintió decepcionado al no encontrar apenas nada sobre la estancia del poeta en aquellas tierras, tal y como expuso en su relato sobre la coronación de Haile SelassieGente remota (Ediciones del Viento, 2003). Encontrar alguna lectura o referencia en el país etíope, en aquel momento Abisinia, que indague en la que parece fue una infeliz estadía del poeta maldito en la ciudad amurallada, es tratar de hallar una aguja en un pajar. Más fácil resulta, en cambio, empaparse de la vida del que fue considerado rey de reyes, el emperador e icono de los rastafaris, a cuya coronación Waugh acudió en 1930.

Varios han sido los libros que se han publicado en fechas recientes sobre la legendaria figura de Haile Selassie, uno de los personajes más importantes y relevantes del continente africano. Entre ellos destacan, al margen de los que a día de hoy son los más conocidos (la novela Beneath the Lion’s Gaze de Maaza Mengiste y El emperador de Kapuscinsky), el de Asfa-Wossen Asserate, King of Kings (Haus Publishing, 2016) y el de Angelo Del BocaThe Negus, The Life and Dead of the Last King of Kings, que ha obtenido buenas críticas y que ha sidopublicado por Arada Books, una pequeña editorial independiente enraizada en Etiopía y empeñada en dar a conocer, tanto dentro como fuera, el desconocido, rico, variado y sugerente patrimonio histórico y cultural etíope.

Para leer el resto del artículo mapa-africa

¿Una vuelta de tuerca africana a la novela romántica?

Ankara-Press-1024x378

La editorial nigeriana Cassava Republic lanzó el pasado diciembre un nuevo sello con seis títulos de ficción romántica bajo el nombre “Ankara Press”. Si bien la ficción romántica no es nueva en el continente (existen editoriales de este género en Sudáfrica (Sapphire Books, Nollybooks), África Oriental (Storymoja Drumbeats) y África francófona (Adoras), “Ankara” pretende elevar el listón de la calidad de la escritura romántica contemporánea.

14681494601_90a90deefd_b

Bibi Bakare-Yusuf. Foto: Africa Writes 2014

Su objetivo es la creación de “un nuevo tipo de romanticismo”, que refleje la vida y las aspiraciones de las mujeres africanas modernas (y de los hombres) y que, al tiempo, desafíe las percepciones estereotipadas que conlleva el género “romántico”.

Su creadora Bibi Bakare-Yusuf (cofundadora de la editorial “Cassava Republic”) agregó que la misión de la serie es proyectar la imagen de una mujer africana que tenga confianza y sea elegante, ambiciosa y cosmopolita a la vez y que lograra empoderar a las mujeres africanas. Parte de esa proyección se refleja en el nombre que han elegido, Ankara, un tejido africano estampado que evoca a la vez la tradición y la modernidad.

Sobre la cuestión de si una novela romántica puede llegar a empoderar a las mujeres, Amara Nicole Okolo opina en sentido afirmativo también y explica cómo las novelas románticas pueden realmente cambiar la vida de una mujer para mejor. En África, añade, las mujeres suelen ser vistas como máquinas de hacer niños y mano de obra doméstica y han olvidado que tienen sentimientos y el derecho a amar y a ser amadas y gozar de una vida plena también en el plano sexual.

“Ankara Press” ha publicado seis títulos inicialmente en formato de libros electrónicos. Son relatos cortos y a un precio muy asequible, ya que uno de sus objetivos es que se comercialicen y se lean. Esperan publicar otros seis títulos en 2015.

Ibiam-Finding_love_again_B-e1420856588402 Affinnih-A_Tailormade_Romance_B-e1420856672428 Gowon-A_Taste_of_Love_B-e1420856710780
Okolo-Black_Sparkle_Romance-e1420856747666 Awonubi-Love_s_persuasion_B1-e1420856770863 Thula-The_Elevator_Kiss_B-e1420856796909

Sus autoras son escritoras africanas: Oyindamola Affinnih, Sifa Asani Gowon, Amina Thula, Chioma Iwunze-Ibiam, Ola Awonubi y Amara Nicole Okolo. Las ilustraciones de las portadas las ha realizado Onyinye Iwu.

A %d blogueros les gusta esto: