Saltar al contenido.

Entradas de la Categoría ‘Más portadas, más’

Victor Ehikhamenor, arte en portadas

1794708_720469801357239_5806944732496663143_n

Americanah. Ed. Farafina

El nigeriano Victor Ehikhamenor  es un galardonado artista visual, escritor y fotógrafo. Sus obra está influenciada por la dualidad entre la religión tradicional africana y las creencias occidentales, los recuerdos y la nostalgia.

Además de fotografías y pinturas, Ehikhamenor ilustra para portadas de libros. Las obras de Helon Habila, Tony Kan, Molara Wood, Lola Shoneyin o Chika Unigwe, entre otros, han llevado en sus cubiertas alguna de sus ilustraciones. La última en hacerlo ha sido la exitosa novela de Chimamanda Ngozi Adichie, Americanah “Veo la portada del libro como otro lienzo, una colaboración entre el texto y las imágenes”, ha dicho en referencia a la importancia que le da al diseño de las cubiertas que le solicitan los escritores.

descarga

Excuse me¡

Autor del libro de poesía Sordid Rituals (Oracle Books, 2002) y la colección de ensayos humorísticos y agudas observaciones acerca de “ser nigeriano”, agrupados en Excuse Me! (Parresia Books, 2012), afirma que “la pintura y la escritura compiten por mi tiempo, pero yo amo a las dos. Son como dos amantes que comparten un objeto, y la envidia es el jugo que las hace funcionar. El proceso creativo de ambas es diferente. Hacer arte es un poco más fácil que escribir; la escritura es más laboriosa debido a la edición, re-escritura, tratar de darle un sentido … y luego está la implicación de otras personas, tales como editores. Con la pintura es diferente: yo soy el general, y yo soy el ejército.”

En su libro Excuse me¡, que reúne sus escritos del período 2009-2011 cuando era el director creativo del periódico “Next”, la mayoría de los contenidos tienen relación con los acontecimientos socio-políticos reales que tuvieron lugar dentro de ese período de tiempo, mientras que otros salen de su propia experiencia personal en sus numerosas estancias en el extranjero. En la mitad del libro, el artista ha introducido algunos dibujos e ilustraciones que realizaba durante las reuniones editoriales de la mañana. El título del libro era el nombre de la columna que escribía en el periódico en aquel momento.

11-struggle-for-big-afro-mama1-649x470

Chronicles Of The Enchanted World

Las portadas de otros

Los diseños de las portadas de los libros que provienen del continente africano han sido muchas veces una descarada repetición o el fruto de un sinfín de estereotipos o clichés con los que se relaciona a todo lo que tenga que ver con África.

Sin embargo, no todas las portadas de los libros siguen el anterior patrón, Victor Ehikhamenor crea modernas y hermosas cubiertas que lo enriquecen, llenas de colorido y expresividad, plenas de seres míticos y luminosos. Los siguientes ejemplos son una buena muestra de ello.

Victor Ehikhamenor junto a la obra que ha creado para la portada de “Americanah”

Okigbo-2 jambula_tree_small_large IMG-20131120-WA0000
descarga (1) measuring+time+front+cover-725887

Nota: la inspiración esta vez me llegó de Bookshy

Sobre cubiertas: a veces lo único que se lee de un libro

A raíz de un artículo que ha aparecido en el blog “Africa is a country“, y que me ha llegado por Twitter, vía Afribuku (@afribuku), en el cual aparecía una recopilación de cubiertas de libros provenientes del continente africano en los que los estereotipos y tópicos abundaban, me he decidido a comenzar mi propia colección. A menudo, las portadas de los libros suelen ser sugerentes, brillantes y atrayentes, otras veces no tanto.

Si echáis un vistazo a las portadas del primer grupo (en el artículo de “Africa is a country”) veréis que giran en torno a un árbol (una acacia, independientemente del lugar sobre el que hable la novela) y un cielo naranja. Parecen diseñadas, como sostienen desde el mencionado blog, por alguien que tiene la imagen de un continente africano como si fuera el paisaje natural de la película “El rey León” de Disney.

half of the yellow sun mia couto wole soyinka

Hace tiempo me topé con la misma portada en dos libros de temática muy diferente, pero ambos provenientes del continente africano. Se trataba de la cubierta de “La traductora” de la sudanesa Leila Aboulela y la de “Más allá del horizonte” de la ghanesa Amma Darko. La fotografía utilizada es obra de Kishin Shiyonama y su titulo es “La morena Lily” (1968).

mas-alla-del-horizonte-9788496095168 escanear0028

Una rápida búsqueda por los títulos publicados por Leila Aboulela, nos ofrece diferentes versiones del velo en sus cubiertas.

21pWtyCSkWL._AA160_ 51lXHaFL52L._AA258_PIkin4,BottomRight,-50,22_AA280_SH20_OU30_ 419Kg5APjgL._

En el caso de la ópera prima de la afropolita Taiye Selasi la cuestión se da en torno al título de la obra y no tanto en cuanto a la imagen utilizada para su difusión. El original “Ghana must gose refiere a las bolsas sencillas, con estampado a cuadros, que se popularizaron en 1983 en Nigeria, cuando el gobierno forzó a miles de refugiados ghaneses a abandonar el país. En ellas los emigrantes metían lo imprescindible para realizar el viaje. Supongo que es difícil lograr una buena traducción (“Los ghaneses deben irse” no parece un título muy atractivo) por lo que su traducción en diversos países ha variado. Desde “El Periódico” nos ponen tres ejemplos, entre los que creo que la versión castellana es la más acertada: “La bellezza delle cose fragili” [italiano] (La belleza de las cosas frágiles) y “‘Diese Dinge geschehen nicht einfach so” [alemán] (Esas cosas no pasan así como así). Las dos primeras portadas son semejantes, la tercera es más rotunda y directa.

lejos de ghana la belleza descarga

“El cambio del título en los diferentes idiomas ha sido algo interesante de observar”, reconoce la autora. “Y ha sido especialmente interesante el caso de aquellos países en los que no han querido poner la palabra Ghana en el título porque inclinaría al lector a pensar que es una novela sobre África, es decir, sobre pobreza, hambre, guerra o safaris. Es triste, la verdad”. [Fuente: El Periódico-Manuel López -Ligero]

Lo que quiere decir Selasi, si no lo entiendo mal, es que un título con la palabra Ghana induciría a pensar que el libro es sobre África en global (?)… pero la idea que se tiene del continente es tan mala, cliché y estereotipada, que prefieren omitir el dato. En LitERaFRicA abundan los ejemplos de lo contrario.

Para que luego digan que solo leyendo la portada no se aprenden cosas.

A %d blogueros les gusta esto: