Saltar al contenido.

Entradas de la Categoría ‘Mengiste, Maaza’

La queja de Maaza Mengiste

517bd1bf2c1cb160fdf1ef7a8d21d20d

Hay muchos escritores que utilizan Twitter para difundir sus libros, pero también para expresar sus opiniones sobre diversos temas. Maaza Mengiste es uno de ellos. A menudo, en sus tuits se lee el interés que muestra por intentar descomponer la imagen que se tiene de África  y de su literatura en el mundo.

Esta escritora nacida en Addis Abeba, y en la actualidad residente en Nueva York, logró con su primer (y hasta el momento único libro), Beneath the Lion’s Gaze que narra los últimos años de Halie Selassie desde el punto de vista de una etíope (libro traducido, por cierto, a varios idiomas pero no al castellano), el reconocimiento internacional. Ella, junto a Dinaw Mengestu, son los actuales representantes de una literatura, la etíope, que al igual que otras, tiene mucho que aportar.

maaza mengiste

a4e0f1259d1acf6bba12fc24bea406da

Maaza Mengiste. Photo by Miram Berkley

En su día ya mostró su punto de vista sobre el tema de las identidades, a raíz de la concesión del Premio Caine al escritor Tope Folarín y la polémica que se abrió después. Maaza lamentaba de esta manera los condicionantes previos que se les suele pedir a los escritores africanos: “Parece que cada nuevo escritor con cualquier conexión remota con el continente africano, ya sea voluntaria o involuntariamente, primero tiene que lidiar con esta cuestión de la identidad antes de hablar acerca de lo que debería importar más: su libro”, en un artículo para The Guardian.

Ahora, se queja Maaza de los límites que está adquiriendo la “literatura africana”. Afirma que hay que incluir en ella a todos los países del continente, no sólo a los anglófonos y francófonos. Además pone el acento en el hecho de que parece que la literatura que procede del continente es la elaborada únicamente desde Nigeria, Kenia o Ghana (me ha sorprendido que no mencione Sudáfrica). Finalmente, resalta que en Etiopía, Yibuti, Eritrea, Somalia o Sudán, hay también Achebes y Ngugis, que no acaban de llegar al resto del mundo a causa de las traducciones.

En LitERaFRicA, hemos ido realizando periódicos especiales para tratar de resaltar los descarga (1)libros que llegan desde el “Cuerno de África” (qué poco me gusta esta denominación). Conociendo que estos especiales nunca estarán finalizados, siempre se irán completando, aporto esta vez las recomendaciones de Maaza. La escritora etíope nos descubre la obra del eritreo Gebreyesus Hailu y su The Conscript [en], un libros sobre la lucha anticolonialista de Libia, la recién publicada African Titanics [en] del también eritreo Abu Bakr Hamid Kahal en el que habla sobre la emigración africana, o la obra de la somalí Cristina Ubax Ali Farah.  

Hagamos de África el árbol de la vida

Tsegaye Gabre-Medhin (1936-2006)Kebede Micheal o  Hadis Alemayehu, pertenecen ya a los clásicos, los tres escribían en amárico (o en alguna otra de las más de 100 lenguas y 200 dialectos que se hablan en Etiopía) pero algunas de sus obras han sido traducidas al inglés. 

En Etiopía, el inglés (y no el italiano como muchos creen) es lengua oficial junto al amárico. De las abundantes obras literarias etíopes originarias en amárico, pocas han sido sin embargo traducidas, como el clásico Fikir Eske Mekabir de Hadis Alemayehu (1910-2003) que se tradujo en 2005 bajo el título Love unto Crypt por el escritor etíope Sisay Ayenew, trabajo que le llevó la friolera de trece años.

De las pocas mujeres que escriben en Etiopía y que residen allí se puede mencionar a Tsehay Melaku o a Hiwot Teffera, a quien el año pasado la “Addis Ababa University Press” le tradujo su novela “Tower in The Sky”, la cual versa sobre la época del Derg.

En la literatura contemporánea, Maaza nos indica el camino:

Bewketu

Bewketu. Foto wikipedia

Bewketu Seyoum, es un joven poeta que ha publicado dos colecciones de poemas en amárico, muy aclamados, así como un libro de relatos cortos y varias novelas que son muy leídas en Etiopía. En 2011 fue atacado por un diácono al considerar que había escrito un artículo blasfemo, “A Saint with No Legs”. En la actualidad, goza de mucha popularidad y su obra ha sido traducida en algunas compilaciones como Modern Poetry in Translation.

Gabriella Ghermandi nació en Addis Abeba y después se trasladó a Italia, a Bolonia, donde nació su padre. Ha publicado relatos en diversos medios y revistas. Es coordinadora y promotora de la revista online “El Ghibli“. Además, promueve el proyecto musical The Atse Tewodros Project,  que forja colaboraciones entre músicos etíopes e italianos. Este proyecto toma como símbolo al emperador Tewodros, quien fue el primer emperador que dio a Etiopía la oportunidad de modernizarse respetando sus tradiciones. De manera similar, el proyecto pretende respetar la música tradicional etíope, mientras se abre al diálogo ycopertina-scale al  intercambio.

En la actualidad, Ghermandi tiene una novela publicada, Reina de las flores y de las perlas [ita] para Donzelli Editore. Se trata de “un largo viaje en el tiempo y el espacio, ya que narra la vida y las vicisitudes de una familia etíope en el período de la dictadura de Mengistu Haile Mariam, y en la siguiente década de emigración. Una novela que atraviesa más de cien años de historia, desde la época de Menelik hasta hoy.”

En el Cuerno de África también se escribe (I): Etiopía y Yibuti

201a316020c8be4b85179eea727e5af6

Fentonandfenton

El Cuerno de África lo conforman los países de Etiopía, Yibuti, Somalia y Eritrea. A menudo también aparecen englobados bajo esta denominación, Kenia, Uganda, Sudán y Sudán del Sur. Crisis alimentaria, emergencia y hambruna, son algunas de las palabras que más se asocian a estos países. A veces parece que jamás vamos a dejar de hablar sólo de imágenes estereotipadas y negativas cuando se trata de África (si es que existe), sin embargo, poco a poco, lo anterior está empezando a cambiar.

La riqueza cultural de estos países es inmensa y, aunque bastante desconocida, su literatura arroja cada vez más nombres y títulos que, aunque con cuentagotas, aparecen en las listas de interés de los periódicos y revistas especializadas. Dicen que la literatura que procede de África está comenzando a interesar, pero ¿a quiénes?, ¿bajo qué condiciones?, ¿escrita por quién?.

Etiopía

El etíope Hama Tuma expone en un artículo titulado “The african writer and the politics of liberation“(Nueva York, 2013) los problemas a los que se enfrenta el escritor africano.

Para comenzar señala el problema del idioma. Éste lo plantea unido al problema de la audiencia. La traducción de un idioma africano a otro es casi inexistente (nadie ha traducido “Pétalos de Sangre” del keniata Ngũgĩ wa Thiong’o escrita en gikuyu al amárico, por ejemplo, mientras que las novelas de Jeffrey Archer o Daniel Steele, sí se han traducido). En segundo lugar, hay pocas editoriales (en concreto en Etiopía el Estado es propietario de la casa principal de publicación). En tercer lugar, los africanos no pueden permitirse el lujo de comprar libros, además de que muchos de ellos son analfabetos. Y, por último y no menos importante, se identifica con lo que el camerunés Jean Roger Essomba, en su artículo “Recognition” plantea: El reconocimiento del escritor africano tanto por los propios africanos como por el resto del mundo, sigue relacionándose a menudo únicamente con su reputación en el extranjero. Lo cual, en otras palabras, significa que para ser reconocido en África, en primer lugar tiene que darse una aprobación unánime en Paris, Londres o Nueva York. Esta aprobación llegará de manera más fácil si el escritor elige vivir en Occidente  y/o es publicado por una importante editorial occidental.

descargaHama Tuma (Addis Abeba, 1949) reside en la actualidad en París. Su obra más conocida es “The Case of the Socialist Witchdoctor and other419aZM+-yuL._SY300_ stories” (1993). Con una breve introducción escrita por Ngũgĩ wa Thiong’o comenta que el libro arroja una gran variedad de imágenes tanto de Etiopía como de África, del pasado y del presente, de lo real y de lo irreal y que Tuma capta brillantemente las contradicciones que conforman la verdadera Etiopía del siglo XX.

0302negaUno de los libros provenientes de este país más vendidos en los últimos años ha sido “Notes from the Hyena’s Belly” (2000) de Nega Mezlekia (Jijiga, 1958) quien reside en Canadá. Se trata de un libro de memorias en el que describe sus años de guerrillero en la era del Derg, libro no exento de polémica ya que Anna Stone (su editora) afirmó que el libro, excepto sus últimas veinte páginas, lo había escrito notes-from-the-hyenas-bellyella. Si bien Mezlekia reconoció que había recurrido a su ayuda, ya que el inglés no es su lengua materna, para la corrección, negó que el libro no hubiera salido de sus manos. Aún hoy la polémica (ésta no: dicen que acabó en un acuerdo secreto) está viva ya que como la mayoría de los críticos reconocen es difícil conocer la naturaleza y los límites entre autor/editor. Además su propia hermana le acusó de haber escrito una ficción.

www.maazamegiste.comMaaza Mengiste, con residencia en Estados Unidos, ha logrado un gran éxito de críticas con su primera novela “Beneath the Lion’s Gaze’” que inicia en los últimos días de Hale Selassie y continúa con la vida bajo el Derg. Considerado uno de los diez mejores libros contemporáneos de África por The Guardian, se afianza, con un solo libro, como una escritora adescarga (2) tener muy en cuenta. En la actualidad está preparando su segunda novela.

Ninguno de los tres mencionados residen en Etiopía. Precisamente sobre esta cuestión Mengiste escribió un artículo “What makes a ‘real African’?“, en el que a raíz de la concesión del “Premio Caine para escritores africanos 2013” a Tope Folarin, daba sus razones para sentirse escritora africana frente a las voces que se alzaban, descontentas, por la concesión de un premio para las letras africanas concedida a un escritor que nació y se crió en los EE.UU., pasó un año en Nigeria y seis meses en Ciudad del Cabo, pero ha vivido sobre todo en el Reino Unido y EE.UU., y en la actualidad reside en Washington DC. Es decir, se trata de un hombre que la totalidad de su vida (exceptuando un corto periodo Dinaw-Mengestu-006de tiempo) lo ha pasado en Europa y América. Él se considera nigeriano y americano. Mengiste escribía que muchos como ella estaban cansados de tener que explicar siempre primero su origen antes que su obra.

Las anteriores novelas además, están escritas en inglés, en Etiopía es lengua oficial junto al amárico (sí que hay abundantes obras literarias etíopes originarias en amárico, algunas traducidas al inglés, como el clásico “Fikir Eske Mekabir” de Hadis Alemayehu (1910-2003) que se tradujo en 2005 por el escritor etíope Sisay Ayenew, trabajo que le llevó la friolera de trece años, bajo el título “Love unto Crypt”). Muy pocas son las traducciones al castellano: la del etíope-americano Dinaw Mengestu (“El lugar del aire”) y la del etíope-hindú Abraham Verghese (“Hijos del H419699.jpgancho mundo”). Sin que hasta la fecha (salvo error) podamos encontrar ninguna traducción al euskera, catalán o gallego.hijos-del-ancho-mundo

Este año la obra de la que más se ha hablado en Etiopía ha sido “Tower in The Sky” de la escritora Hiwot Teffera, nacida y residente allí y publicada por la Addis Ababa University Press. Su temática, de nuevo, el período del denominado “Terror rojo”, unos hechos históricos muy recientes cuya herida sigue abierta.

Yibuti

Adourahman_WaberiYibuti es un pequeño país al lado del mar rojo, a tan sólo 20 kilómetros de su costa se encuentra Yemen, en la orilla opuesta. Abdourrahman A. Waberi (Yibuti, 1965)  es en la actualidad su escritor más conocido y reconocido. Reside en Caen, Francia, desde 1985. Nómada por tradición y por temperamento ha publicado, entre otras: Le pays sans ombre, 1994; Cahier nomade, 1996; L’oeil nomade, 1997; Balbala, 1997; Aux États-Unis d’Afrique, 2006.

En castellano podemos disfrutar de su obra Pasaje de lágrimas”, un extraordinario relato sobre el desarraigo y el exilio. Con anterioridad coordinó y prologó, en castellano, Hijos del balón, relatos de África, relatos de fútbol. Una compilación de relatos que tiene el mérito de reunir a once autores del continente africano, con una gran variedad de procedencias, experiencias y culturas, reflejo de esa África joven, cosmopolita y desacomplejada a la que alude Waberi en su prólogo.

descarga (1)

Sitios web oficiales:

A %d blogueros les gusta esto: