Saltar al contenido.

Entradas de la Categoría ‘On line’

Lidudumalingani, el transcriptor de imágenes

Mqombothi02

El Caine de este año nos trae un nombre nuevo. A pesar de que Lidudumalingani Mqombothi lleva tiempo escribiendo en diversos medios digitales: revistas, como Africa is not a countryproyectos editoriales, Chimurenga Chronic; o periódicos como Mail&Guardian, apenas había entrado en la escritura de no ficción.

Con Memories We Lost, un relato corto publicado dentro de la antología: Incredible Journey: Stories That Move You (Burnet Media, Sudafrica, 2015), ha conseguido uno de los premios más importantes del continente en la actualidad: Caine Prize 2016. Galardón no  africano, que año tras año viene acompañado de polémicas, aunque en esta edición parece haber contentado a muchos.

Joven, tiene 30 años, sudafricano y con las ideas claras (dice no querer entrar en la industria literaria, solamente le interesa escribir y compartir), Mqombothi se aficionó al cine y a la fotografía antes de decidirse por la escritura. Se niega a traducir de manera literal su nombre (Lidudumalingani=”Truena pero no llueve”) porque sabe que al hacerlo pierde el sentido de todo lo que está detrás de él y no quiere traicionar sus propios orígenes.

Forjado en el mundo audiovisual no puede dejar de hacer alusión a las imágenes que acaban poblando su universo tanto como las palabras. Al igual que el colectivo Jalada o, como los otros escritores que se mencionan en Brittle PaperWana Udobang, Warsan Comarca y Akwaeke Emezi (sin olvidar a Teju Cole), también Lidudumalingani otorga una gran importancia a las fotografías haciendo de ellas un medio más de transmisión de pensamientos e historias.

A Lidudumalingani le gustaría ver una editorial independiente que se centrara en los jóvenes escritores sudafricanos negros y estuviera dispuesta a tomar riesgos, no tanto por apoyar a nuevos autores sino con la idea de reinventar las viejas ideas sobre la novela. Mientras lo anterior llega, comparte sus 6 libros favoritos, entre los que se encuentran: Chike and the River (Chinua Achebe), Black Sunlight (Dambudzo Marechera) o Bom Boy (Yewande Omotoso) para que vayamos viendo por dónde discurren sus referentes literarios.

CmHJSaaXIAAGsKA

¿Otra vuelta de tuerca a la esquizofrenia?

Memories We Lost es una combinación de conversaciones con amigos, textos, imágenes, recuerdos… Y no se corresponde con un suceso determinado. Eso dice el escritor. Lo cierto es que este relato corto nos reafirma en una anterior convicción: en el conocimiento de la tierra de sus ancestros de Lidudumalingani y en el respeto que la tiene al esbozar esta historia sencilla y lírica a la vez, usando palabras que van descubriendo sin nombrar.

Sin nombrar la enfermedad mental, quiero decir, esquizofrenia.

En la novela finalista del “The Man Booker” del año pasado Los pescadores de Chigozie Obioma, un loco Mqombothi02llamado Abulu es presentado de manera ambigua, ¿puede ser un visionario?. El peso de la comunidad y su frontal rechazo hacia aquel ser al que la adjetivación que le rodea gira en torno siempre al grupo de palabras de la familia repugnante, logra a veces (y a pesar de lo que este personaje ha podido suponer en el desenlace de la trama) que le tengamos compasión. En el relato de Lidudumalingani la ambiguedad salta a un nivel más obvio: ¿es la protagonista y su hermana aquejada de una enfermedad mental-esquizofrenia-la misma persona?.

En Memories We Lost también aparece una comunidad tradicional que es quien califica las acciones de la joven como “enfermedad mental” y que además no es capaz de enfrentarla de manera efectiva (en este punto seguro que recordamos otras lecturas con argumentos semejantes, El enterrador compulsivo y otros cuentos (El Cobre, 2006), del nigeriano Biyi Bandele Thomas), por ejemplo.

El relato premiado resalta la nula efectividad de los métodos “tradicionales” (ya sea mediante oraciones o por la intermediación de un sagoma, curandero o adivino) con los que tratan de sanar a la joven, frente a la actitud de la hermana de la enferma, la más lúcida de todos ellos que solo piensa en protegerla. Con una prosa entretenida y sencilla, el sudafricano logra un impacto emocional a través de la visualización, en apenas cuatro folios, de lo que supone tener una enfermedad de este estilo en una comunidad tradicional africana. Pero también lo hermosa que puede llegar a ser una historia fraternal. A través de un cuento sin pretensiones, que se lee ágil y que parece un conglomerado de sus bellas e íntimas fotografías.

My short story was inspired by a combination of things. The first might have been mental illness, or at least the way in which villagers speak and deal with it. Then there were conversations with friends, texts and visuals that suddenly were on my radar, memories of extended family members who struggled with mental illness – many of them on and off and at varying degrees.[*]

El primer relato traducido a más de 30 idiomas africanos

The Upright Revolution

No es algo nuevo el compromiso del colectivo Jalada en relación a las lenguas africanas. A finales del año pasado publicaba su número 04 bajo el título de “La cuestión del lenguaje“. Un sorprendente ejemplar que se llenaba de textos en diversos idiomas africanos y que levantaba una nueva torre en donde las lenguas africanas conviven con las europeas, las imágenes con las palabras y los audios con la escritura, en un contexto en el que la situación no es demasiado optimista: África es la región del mundo con mayor número de idiomas en peligro de extinción.

Ahora, Jalada (además de otras iniciativas que siguen surgiendo en el continente) quiere darle la vuelta a esta situación: “hay millones de personas que hablan idiomas africanos pero no así escritores”. Y ellos creen que esto tiene que cambiar.

De sobra es conocida la defensa permanente que el escritor keniano Ngugi wa Thiong´o ha realizado (y realiza) a favor de las lenguas africanas desde su intervención en la “Conferencia de Makerere de 1962” que enfrentó las dos posturas en relación a la lengua: la que representaba él mismo y la que defendió Chinua Achebe (cuya obra íntegra se realizó en inglés). Compromiso en el que se ha volcado y la razón por la que para este especial de Jalada escribió un texto inedito, The Upright Revolution or, why humans walk upright (Ituĩka Rĩa Mũrũngarũ: Kana Kĩrĩa Gĩtũmaga Andũ Mathiĩ Marũngiĩ), un cuento sobre la necesidad de unirse para conseguir logros.

El reto vino después. A partir de la fábula escrita en origen en gikuyu o kikuyu, se buscaron traductores (el proceso completo duró cuatro meses) para que la obra fuera publicada en más de 30 idiomas africanosMoisés Kilolo, cabeza visible del colectivo, reafirmando la intención de seguir publicando piezas literarias en los diversos idiomas africanos, comparte en este especial de Jalada la dificultad al buscar traductores. Afirma que para algunas de las lenguas se ha contado con profesionales pero en otras ocasiones la traslación tuvo que ser llevada a cabo por personas cuya primera experiencia en este campo era ésta. Además, se resalta que para la mayoría de las traducciones se utilizó la versión inglesa, y en menor medida la francesa y la árabe. Estamos, de nuevo, ante el doble proceso: gikuyu-inglés, inglés-hausa por ejemplo, con las dificultades que eso implica (aunque en el caso de Ngugi él mismo es el encargado de la versión inglesa lo que permite confirmar su fidelidad con respecto al orginal). La pérdida de la riqueza lingüística al trasladar a otro idioma es uno de los caballos de batalla de todos los traductores, labor imprescindible y no siempre reconocida.

Así, Jalada publica un número número bajo el nombre “La cuestión de la traducción” y permite leer el texto del keniata, además de en Gikuyu, en los siguientes idiomas: Inglés, Amharico, Dholuo, Kamba, Lwisukha (Luhya), Kipsigis, Kinyarwanda, Franbés, Árabe, Luganda, Kiswahili, Afrikaans, Hausa, Meru, Lingala, IsiZulu, Igbo, Ibibio, isiNdebele, XiTsonga, Nandi (Kalenjin), Rukiga, Bamanankan (bambara/mandingo), Lugbara, Lubukusu, Kimaragoli, Giriama, Sheng, Ewe, y Naija Langwej. Y dejan abierta la puerta a otras traducciones en nuevos idiomas.

Como ya es habitual, las diversas traducciones se acompañan además de tres audios  en los que diversos autores leen el texto en inglés, kikuyu y sheng (lengua que mezcla swahili, inglés y lenguas tradicionales como el luo, el gikuyu o el kamba), lo que permite que las lecturas lleguen a un público más amplio. Además de que se prevé que esté disponible en breve en formato de libro electrónico.

Un camino que no ha hecho sino empezar.

Literaturas africanas: Sitios en la red consultables y recomendables

A menudo me preguntan sobre sitios en internet en donde encontrar información sobre las letras africanas. Comienzo un listado que espero se vaya completando y ampliando en un futuro cercano.

Última actualización: 04/11/2018

  • Afribuku: Cultura africana contemporánea. “De un humilde blog ha pasado a ser la revista de referencia en lengua castellana sobre cultura y arte producidos en el continente y su diáspora, en el sentido más estricto de esta última. Entrevistas con leyendas vivas de la música o la literatura, por ejemplo, pero también talentos emergentes: afribuku quiere acercar a los lectores lo mejor de una escena artística africana que bien merece su lugar en toda revista seria sobre cultura que se precie”. Detrás y delante: Alejandro de los Santos, Javier Mantecón, Ángela Rodríguez y Sandra Quiroz.
  • Africa Fundación Sur: A través de un portal web repleto de contenidos, afirman que Nos interesa informar a la sociedad sobre la realidad del continente africano, hacerles conscientes de la actual interdependencia global, descubrirles las relaciones que se dan entre sus propias vidas y la de los ciudadanos africanos y difundir el conocimiento, comprensión y aprecio de las sociedades y culturas africanas”. Personal de la Fundación: Lázaro Bustince, Justo Lacunza, Rafael Sánchez, y el responsable de los contenidos del portal web, Manuel Teigell
  • África no es un país: “Salvo por el nombre geográfico, África no existe”, decía Ryszard Kapucinski. Y sí, desde Europa, acostumbramos a simplificar su realidad hasta hacerla una y pobre, catastrófica y dependiente. Pero África es un continente: 55 países, mil millones de personas, multiplicidad de mundos, etnias, voces, culturas… África heterogénea y rica contada desde allí y desde aquí. Un blog coral de la mano de Lola Huete Machado, con José Naranjo, Chema Caballero y Ángeles Jurado entre muchos otros.
  • Africaye: Es un blog dedicado a entender África Subsahariana a través de las Ciencias Sociales, que también abre espacios, de vez en cuando, para hablar de letras africanas.
  • Afriteca: Andrea Sala escribe un blog en el que repasa clásicos y novedades del continente. Ha trabajado en la Biblioteca de Angola y promete volver a compartir su pasión con todos nosotros de nuevo.
  • Altaïr magazine: Pere Ortín define la revista como “un gran contenedor global, de cultura viajera y periodismo informado”. Defiende que hay que “cambiar la mirada, el punto de vista, huir de la visión del blanco occidental que se va a mirar a los otros, y dar la palabra a los informadores locales”. Destaco el especial Dakar, en el que se hablaba mucho, extenso  y bien de la literatura senegalesa.
  • Biblioteca Africana: Dirigida por Josefina Buenoen dicho portal “se pueden encontrar textos de autores africanos que escriben en español, como Mba Abogo (Guinea Ecuatorial), los marroquíes Mohamed Ahmed Bennís, Abderrahman El Fathi y Mohamed Lemrini El-Ouahabi, la beninesa residente en Barcelona Agnès Agboton, el melillense Mohamed Toufali o León Cohen Mesonero, nacido en Larache y descendiente de judíos sefarditas”.
  • Casa África: “La literatura es, sin duda, una de las vías imprescindibles para acercarnos a la realidad social, política y cultural del continente africano. Sin embargo, el acceso del lector español a esa producción literaria es muy limitado, por razones que tienen que ver con su traducción y su escasa inserción en el mercado del libro en nuestro país”. Tienen mediateca (lo dirige Estefanía Calcines), Club de lectura (coordinado por Ángeles Jurado), publicaciones propias y propician las visitas de escritores/as del continente africano.
  • Eatropia: Sobre Etiopía sobre todo. Detrás Roser Noguera que nos acerca, entre muchos otros aspectos interesantes, algunas obras ambientadas o escritas por etíopes.
  • El Señor Kurtz: “El Señor Kurtz, un blog sobre África Subsahariana y Relaciones Internacionales en donde, a partir de hoy, todo está por decir”. En ocasiones, se habla sobre algún libro lo cual es de señalar.
  • El zoco del escriba: Alberto Mrteh escribe desde este blog en donde va volcando sus experiencias y vivencias en Marruecos. Gran lector encontrarás comentarios y reseñas de autores, entre ellos marroquíes. Ha colaborado en alguna ocasión con Literafricas.
  • Guinguinbali Una ventana a África. Un gran baobab.
  • Las palmeras mienten: “Soy Nuno Cobre, escritor y aventurero. En este blog narro mis intensos viajes por el mundo desde un punto de vista muy particular, así como también me dedico a escribir reseñas literarias brutalmente honestas sobre los libros que voy devorando.” Entre ellos, las obras de Ayi Kweih Armah, o las de Helen Cooper.
  • Literatura saharaui en español: Libros publicados por los escritores saharauis que crean en español. Coordina: Conchi Moya.
  • Literatura en la ciudad: “Somos Andrea Miliani y Ariana Guevara Gómez, periodistas venezolanas en la diáspora y amantes de los libros desde que tenemos memoria”. En este espacio encontrarás interesantes reseñas de los libros que van leyendo en el Club de lectura ögügú, el primero en la red.
  • Mundo negro: “Somos un medio de comunicación sobre África que tiene como objetivo informar y ofrecer contenidos sobre el continente, así como sobre la comunidad afrodescendiente y la diáspora africana en todo el mundo. Nuestra edición impresa nació en abril de 1960, convirtiéndose en la primera publicación periódica en España centrada en el continente africano.” Desde 2007 están en el mundo digital. Tienen sección de “Libros” y una interesante “Africa Booktube” que coordina Gonzalo Gómez.
  • Por fín en África: Aurora M. Alcojor. Periodista. “Me interesa África, la Historia, los movimientos sociales y un montón de cosas más”. Entre ellas las letras africanas.
  • Revista 2384: “La traducción puede ser un instrumento fundamental de entendimiento y de intercambio cultural. 2384, además de un aleph y de un número ISO (que no es poco), es una revista digital de literatura, de música, de pensamiento. Es un proyecto que quiere ser a la vez español, marroquí, brasileño, senegalés, maliense, fuenlabreño, vigués y de L’Hospi (sobre todo esto último).”
  • Reseñas sobre África: Alicia Oliva quiere “con este blog sentirme un poco más cerca del continente africano”. Para ello lee y comenta lo que lee e invita a que nos subamos al barco ya que a través de su literatura también llegaremos a puerto.
  • Sergio Barce: Autor larachense y malagueño, en sus obras hay una presencia profunda y permanente de Marruecos, donde pasó toda su infancia. En su blog encontraréis muchas reseñas y comentarios de autores y obras marroquíes.
  • Wanafrica: Lo crearon Oumar Diallo y Saiba Bayo. “Es una publicación de información africana, un magazine para los que quieren conocer la realidad de áfrica y su población”. Cuenta con sección de Cultura y Libros y con su propia editorial
  • Wiriko: Artes y cultura africana. “Una ventana para dar a conocer las realidades culturales contemporáneas de África y una plataforma para acabar con su desconocimiento y estereotipos. Como herramienta colaborativa para la interconexión y la cooperación cultural, impulsa un África muy distinta a la de los cuatro jinetes del Apocalipsis (guerra, hambre, pobreza y destrucción), y fomenta una visión más realista de lo que se produce, a día de hoy, en el continente africano”. Y ellos son: Carlos Bajo, Gemma Solés i Coll, Vanessa Anaya y Sebastián Ruiz.
  • 2709 books: “Bienvenidos al blog de 2709 books, editorial especializada en literaturas africanas”. Detrás Marina Mangado y Sandra Guarinos quien además coordina el Club de lecturas Baobab de Albacete. En este blog encontrarás comentarios de libros e interesantes reflexiones sobre la edición y las letras africanas.

 

Lawino, una revista on line desde Uganda

Mastehead 1

Okot p’Bitek escribió en 1966 The Song of Lawino, que está considerada una de las obras más importantes de la literatura de Uganda y un clásico. Este año se celebra por lo tanto el 50 aniversario de su publicación.

“Lawino” es también el nombre de una revista literaria on line iniciada para promover la escritura en el continente y, en particular, en Uganda. Rinde homenaje al escritor más famoso de ese país y pretende reanimar el estado de las letras allí, creando una plataforma que al publicar en red puede llegar a un público más amplio. Es curioso que Nyana Kakoma autora de la plataforma on line Sooo Many Stories (también desde Uganda) se queje de que cuando alguien se presenta como escritor de este país la situación es nefasta, ya que nadie ha leído a ningún escritor ugandés, y si lo ha hecho es… a Okot p’Bitek.

La realización de “Lawino” se lleva a cabo por voluntarios. Comenzó su andadura en 2014 y edita on line cuatro ejemplares anuales (en enero, abril, julio y octubre). Centrados en la poesía (están asociados con el Premio BN) y las historias cortas, está disponible en todos los principales formatos, incluyendo PDF, HTML y epub, dando especial importancia a su lectura desde dispositivos móviles (teléfonos y portátiles).

El principal promotor de la revista es Dilma Dilan, autor de varios libros de ficción especulativa, el último de los cuales ha sido A Killing in the Sun, una colección de ocho relatos. Él es un convencido de la edición digital y es una de las razones que le llevaron a comenzar a editar el magazine on line.

Dilan piensa que “se necesitan soluciones locales, nuevas formas de comercialización y venta de libros en el contexto africano (…) Los libros electrónicos representa un nuevo e incierto territorio para los editores, pero su menor riesgo financiero y la oferta de un producto de calidad superior lo convierten en un mercado que debe ser explorado. Los libros electrónicos van a sustituir a los libros impresos, pero pueden ser la forma más eficaz de construir un público para la literatura de Uganda”.

Él conoce de cerca las dificultades que atraviesan muchos escritores de su país para ver publicadas sus obras y quiere ofrecerles una plataforma local en la que puedan publicar lo que escriben. De momento ya han publicado seis números.

Jalada04, literatura en lenguas africanas

6a00d8341bfb1653ef01b7c7d76f50970b-350wi

Publicado originalmente en África no es un país.  11/10/2015

Una de las cosas que llamaban la atención de la lista África 39, compuesta por algunos nombres de los nuevos valores literarios de África sub-sahariana y la diáspora, era que aparecieran solo tres autores que escriben en lenguas africanas: lingala, en el caso de Richard Ali, luganda en el de Glaydah Namukasakiswahili en el de Mohamed Yunus Rafiq. El resto se poblaba de literatura escrita en los idiomas colonizadores: inglés, francés o portugués, siendo Recaredo Silebo Boturu, de Guinea Ecuatorial, el único autor de la lista en lengua castellana. El árabe no se contemplaba ya que los organizadores entendían que estos escritores ya habían tenido su oportunidad en “Beirut 39”.

En 1952 Amos Tutuola había publicado El bebedor de vino de palma. El libro tuvo muchos detractores y admiradores a partes iguales, tanto dentro como fuera de África. Una de las críticas más repetidas se refería al idioma empleado: pidgin nigeriano. El escritor se había servido del inglés para escribirla (fue el primero de su generación en hacerlo), pero al no ser su lengua materna el idioma aparecía “imperfecto”, mostraba repeticiones, frases inconexas, fallos gramaticales y errores sintácticos. El mago Tutuola había trasladado su mundo de narrativa oral yoruba al inglés.  El inglés (los escritores de expresión francófona ya  habían tenido su primer congreso en París) volvió a ser tema de debate en Kampala en la Conferencia de Makerere de 1962 cuyo nombre lo decía todo: “Conferencia de escritores africanos en inglés” y en la que se puso sobre la mesa la situación de la literatura africana, a dónde iba y también qué medios (idioma) usaba para caminar. Allí se reunieron Chinua Achebe, Wole Soyinka, Grace Ogot, Ezekiel Mphahlele, James Ngugi o Rajat Neogy (fundador de la revista “Transition”), entre otros.  A consecuencia de la misma Obi Wali escribiría un año después su polémico ensayo,  The dead end of African Literature, defendiendo, frente a la posición de Chinua Achebe, que la literatura escrita en lenguas europeas no era literatura africana.

Para leer el resto del artículo mapa-africa

 

Jalada: abriéndose al futuro

0-07-10-07-end-of-eating-everything_still

Still from the “End of eating Everything”. ©Wangechi Mutu

El colectivo pan-africano Jalada, fundado en Nairobi en 2013, nacía con la intención de ser más que un espacio de publicación o una revista digital, querían convertirse en una red en la que compartir proyectos. Compuesto por 22 escritores (mitad hombres, mitad mujeres) de diversas partes del continente (Kenia, Uganda, Zimbabue, Sudáfrica o Nigeria), que participaron en un taller de escritura patrocinado por Kwani Trust, Granta y British Council, y ya con tres antologías que se pueden leer online, está logrando hacerse un hueco y acaparar la atención hacia unos jóvenes escritores que quieren mostrar su creatividad y frescura.

cropped-jalada_logo_final-01

Entre sus miembros, la flamante ganadora del premio Caine 2014 Okwiri Oduor, Richard Ali, Wanjeri Gakuru o Clifton Gachagua, Mehul Gohil, Ndinda Kioko, y NoVuyo Tshuma seleccionados por Hay Festival para #Africa39.

Binyavanga Wainaina ha elogiado su trabajo en diversas ocasiones e incluso ha colaborado con el colectivo en la más reciente antología publicada en 2014.

jalada-00_2-01Su primera antología fue la titulada Jalada 00: Sketch of a bald woman in the semi-nude and other stories.

Una colección de 12 relatos que giraban (más o menos) alrededor de la locura.

“Overpopulation Dynamics” by Tuelo Gabonewe.“Death at the End of Bougainvillea” by Ndinda Kioko. “Please Don’t Kill the Baby” by Orem Ochiel. “Just Because You Didn’t Win” by Nyana Kakoma. “The God with Twelve Hands” by Alexander Ikawah. “The Ease with which One Dies” by Anne Moraa. “The Gentle Man from Iten” by Kiprop Kimutai. “Visiting Angel Gabriel” by Moses Kilolo. “Sketch of a bald woman in the semi-nude” by Clifton Gachagua. “Hagia Sophia” by Wambui Wairua. “Rabies” by Idza Luhumyo. “Picket Fences” by Linda Musita.

jaladaSu segunda antología fue Jalada 01: Sext Me poems and stories (fiction) acogida con interés por ocuparse únicamente del sexo como tema central.

Consta de 21 relatos escritos por hombres y mujeres, donde el sexo se disfruta tanto física, como virtualmente, en una gran variedad de historias, que no escatiman detalles.

“Coming down” by Akati Khasiani ♀ ・ “Sex Ed for village boys” by Alexander Ikawah ♂ ・“Bobbitt wars” by Nkatha Obungu ♀ ・ “The sportsman” by M. Neelika Jayawardane ♀ ・“Prey” by Zak Waweru ♂ ・ “Bound” by Anne Moraa ♀ ・ “Mourning lover” by Dele Meiji ♂ ・“Rose water” by Kate Hampton ♀ ・ “The first time” by Aisha Ali ♀ ・ “Diaphoresis” by Victoria ♀ ・ “Miss fucking you” by Orem Ochiel ♂ ・ “Fused glass” by Kate Hampton ♀ ・ “KR-092″ by Richard Oduor ♂ ・ "Sext me" by Aleya ♀ ・ “The oink in doinker” by Tuelo Gabonewe ♂ ・ “Transaction” by Wanjeri Gakuru ♀ ・ “The voice under all silences” by Moses Kilolo

10422550_525848277555443_6139495468041777787_nSu tercera antología, Jalada 02:Afrofuture (S), ha sido publicada este mismo mes de enero y ha venido precedida de un artículo escrito por Binyavanga Wainaina: “Wangechi Mutu wonders why butterfly wings leave powder on the fingers, there was a coup today in Kenya” sobre la fotografa Wangechi Mutu y su arte.

Centrándose en la ficción especulativa, contiene relatos de  Binyavanga Wainaina, Sofía Samatar, Richard Oduor Oduku, Babatunde Fagbayibo, Stephani Maari Booker, Awuor Onyango, Mwangi Ichung’wa y Suleiman Agbonkhianmen Buhari, entre otros.

Binyavanga Wainaina firma el relato titulado “Boonoonoonoos little bit Boonoonoonoos”, pero hay muchos más, hasta 30 historias que se pueden leer online.

5 escritoras africanas para leer online

El relato corto o cuento es un género bastante frecuentado en el continente africano. Uno de los principales premios que se conceden allí es el Premio Caine, que premia, anualmente, el mejor relato original de un autor africano y publicado en inglés. A veces, es llamado el “Booker africano” y este año ha recaído en la escritora keniata Okwiri Oduor.

A continuación, os acerco cinco relatos de otras tantas escritoras africanas, que se pueden leer online y en castellano. Proceden de generaciones y países diferentes, tanto del norte del país como del áfrica sub-sahariana, y las temáticas también son diversas: desde la homosexualidad y el choque religioso, hasta el intento de explicar cómo se mueve el mundo.

2

“El Señor de la casa” forma parte del libro Los deseos afines de la editorial Dos bigotes y es un relato de Beatrice Lamwaka. Esta ugandesa, secretaria de la Asociación de Escritoras de Uganda (FEMRITE), nos acerca una historia conmovedora, mediante la evocación de una persona que sufrió en el pasado el rechazo, debido a su escasa masculinidad. Tal y como recoge la profesora Pumla Dineo Gqola en el prólogo del libro: “El señor de la casa es una historia de amor en el sentido más radical: el empeño en reclamar la parte de nosotros mismos que repele y asusta a los demás. Es lo que hacía sentir bien a la narradora cuando era una niña y ahora como una mujer adulta. Es una reivindicación del amor, entendido como una fuerza transformadora del mundo y como un regalo a uno mismo.”

Lo podéis leer aquí, vía GuinGuinBali

2

“Una experiencia privada” es uno de los relatos que componen el volumen Algo alrededor de mi cuello de la editorial Alfaguara, todos ellos escritos por Chimamanda Ngozi Adichie. Esta nigeriana que tuvo como padrino literario a Chinua Achebe, es la escritora africana más conocida y reconocida en la actualidad. No se entiende una lista con nombres de su continente en la que no aparezca ella. Hasta Beyoncé ha caído rendida a sus piesEn “Una experiencia privada” nos encontramos con dos mujeres de edades y estrato social muy diferentes; una cristiana, moderna y que conoce el extranjero, y la otra musulmana, más humilde, que jamás ha viajado fuera, que se esconden juntas en una tienda vacía, tras unos altercados en el mercado. Ellas esperan, ocultas, a que se pase el peligro conversando, “mientras las dos hablan, hay musulmanes hausas matando a cristianos igbos a machetazos y pedradas“. De eso se enterarán después.

Lo podéis leer aquí, vía Mango Street

2

“La liberada” forma parte del volumen Lejos de Medina, que reúne una serie de crónicas en las que la intención última es resucitar numerosos destinos de mujeres. No es algo nuevo en la narrativa de Assia DjebarEn realidad el nombre con el que se la conoce es el seudónimo literario de Fatema Zohra Imalayen. Esta mujer multifacética, lo mismo escribe novelas que dirige películas con gran éxito. Mujer comprometida con su país, después de la independencia de Argelia y de trabajar como periodista para un diario del FLN, ejerció de profesora en la universidad, hasta que, a causa del golpe de Estado de Bumedián, se vio obligada a abandonar Argelia. Eterna candidata al nobel de literatura, lleva mucho tiempo sin publicar nada. Desde 2005 es miembro de la Academia Francesa.

Lo podéis leer aquí, vía Mango Street

2

Eté Utú de por que en África las cosas son lo que son es un libro publicado en el 2009 cuyo título significa: “¿Y por qué?”. Incluye 31 cuentos de tradición oral de las aldeas y pueblos de la República de Benin y recopilados en sus lenguas tradicionales (gun, fon o yoruba). En estos cuentos se trata de explicar el mundo y su funcionamiento. El volumen está ilustrado con fotos en blanco y negro de Serrat Agboton y la autora de la selección es Agnes Agboton quien ha realizado una importante labor al recuperar estas narraciones orales y quien afirma: “A uno y otro lado del mar de arena los hombres y las mujeres no son, a fin de cuentas, tan distintos”.

Podéis leer dos narraciones del mismo aquí (clikar en el icono pdf), vía Biblioteca Cervantes

2

Nadine Gordimer nos abandonó este mismo año. La muerte le llegó a los noventa años, tras haber publicado en 2013 su última novela Mejor hoy que mañana, que parecía premonitoria desde el mismo título. Esta obra es una especie de testamento, en el que hace un repaso al momento actual que se vive en Sudáfrica, al tiempo que, realista y desilusionada, transmite su intención de no resignarse ya que para ella todavía quedan motivos para la esperanza. “¿No hay otro lugar donde podamos encontrarnos?” forma parte de uno de los varios libros de relatos que Nadine Gordimer escribió: La suave voz de la serpiente, y “Dos metros de tierra”, al volumen que lleva el mismo título.

Lo podéis leer aquí, vía Mango Street

 

Las bibliotecas digitales africanas ya son realidad

Según algunos, la tecnología digital forma parte de nuestras vidas y nos ofrece importantes campos para apoyar a la educación y a la investigación. La utilización de los recursos que ofrece la red sirve para la ampliación de conocimientos y de búsqueda de contenidos a todos los niveles, de manera rápida y eficaz. Otros, en cambio, expresan sus recelos y dudas ante lo que ven como la “invasión digital”. La escritora sudafricana Nadine Gordimer, publicó recientemente un ensayo: “The image and the world“, en el que alertaba de la transformación del libro en película y ahora en página web y solicitaba que impidiéramos que lo último ocurriera.

Difícil parece que se pueda impedir el avance. Las tasas de penetración de Internet, tanto web y móvil, en Marruecos, Túnez, Egipto, Nigeria y Kenia están por encima o cerca de la media mundial del 32 %. En la era digital, África conoce la importancia de incorporar todos los recursos que ofrece la red a  sus bibliotecas.

Tal y como recoge AllAfrica [en], y por poner algunos ejemplos, en Uganda la biblioteca municipal de Busongora ofrece servicio de SMS, radio y sesiones de formación a más de 500 agricultores de la región, mientras que en Sudáfrica, los jóvenes de una zona desfavorecida de Ciudad del Cabo reciben formación en TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), así como programas de formación y oportunidades de empleo a través de la conexión de banda ancha a Internet en su biblioteca.

Junto a la provisión de equipos informáticos, conexiones en red y formación de los usuarios, otro de los pilares sobre los que se fundamenta la buena marcha de la implantación de las TIC es la capacitación del personal que atiende las bibliotecas. Las bibliotecas en Namibia consiguieron que una parte del presupuesto a ellas destinado, se utilizara además de para la compra de libros, para invertir en TIC y ahora todas las bibliotecas de Namibia tienen al menos un bibliotecario profesional capacitado en tecnologías de la información y la comunicación.

Biblioteca digital

Además, los proyectos de bibliotecas digitales se perfilan como una de las grandes novedades que aporta la red y la digitalización de obras, artículos, revistas y contenidos es el gran reto a conseguir.

Las bibliotecas digitales pueden representar una oportunidad para el desarrollo de políticas y estrategias para el futuro digital de África. Si bien las iniciativas para poner en marcha bibliotecas digitales en África se encuentra en una etapa embrionaria, a lo que se añade la falta de coordinación, planificación y la escasez generalizada de conocimientos y recursos para administrar la infraestructura digital y la información, junto con las pocas oportunidades para el desarrollo de capacidades y el intercambio de conocimientos, no por ello se ha detenido su implantación.

Sobre el tema ya se han celebrado tres conferencias hasta el momento: la primera en Etiopía-2009, la segunda en Johannesburgo2011, y la última y más reciente en Marruecos-2013: La 3ª Conference on African digital libraries and archives  (ICADLA-3). En las tres se ha debatido y puesto sobre la mesa las carencias arriba mencionadas, junto a  los retos y los avances a conseguir.

Uno de los objetivos de las mismas es generar sinergias para la creación de la biblioteca y archivo digital africana (ADLA) bajo la dirección técnica y administrativa del Comité Permanente de la Conferencia Internacional sobre Bibliotecas y Archivos Digitales africanos (ICADLA). Dicho comité está formado por representantes de 17 países de todo el continente.

Iniciativas como Hadithi, una biblioteca en línea de libre acceso y gratuito, que tiene el objetivo de facilitar el acceso a la investigación de calidad a los estudiantes africanos y que les permite acceder desde cualquier sitio con conexión a Internet, incluso desde el propio teléfono móvil, proporcionando una gran flexibilidad a los estudiantes a la hora de trabajar en diversos entornos, o la Red de soporte a las bibliotecas digitales africanas (ADLSN)  una comunidad de profesionales africanos, entre otros, que tiene el objetivo de apoyar la conservación y difusión de contenidos locales en forma digital, nos demuestran que el interés está muy vivo y que sigue avanzando.

Las nuevas bibliotecas y los agricultores de Uganda

Más del 87 % de los 36 millones de personas de Uganda viven en zonas rurales y viven de la agricultura, según el Banco Mundial. La gran mayoría de ellos no tienen acceso a la información sobre métodos de cultivo y equipos modernos que precisan para realizar el trabajo que les proporciona su sustento diario.
Las bibliotecas públicas se convierten en puntos de acceso a la información y a la comunicación para las personas en sus comunidades. Hay más de 130 bibliotecas públicas y comunitarias distribuidas en Uganda y, sin embargo , muchos de estos proveedores de servicios de información carecen de electricidad, ordenadores o conexiones a Internet.
Gracias a una beca de la Fundación Maendeleo se han instalado paneles solares en las bibliotecas y hay ordenadores portátiles y conexiones a Internet. Además, los bibliotecarios están capacitando a los agricultores para que aprendan a utilizar los ordenadores y conectarse a Internet para buscar la información que necesitan con resultados notables.

Fuente: IEFL 

A %d blogueros les gusta esto: