Saltar al contenido.

Posts etiquetados ‘Congo (República democrática Congo)’

Restableciendo la verdad a través de “Tranvía 83”

Un libro llega. Algunos llevan llegando desde hace mucho tiempo. Tram 83, la primera novela de Fiston Mwanza Mujila, un joven congoleño de origen afincado en Austria, es de estos. Mwanza Mujila la escribió en 2014, ganó el premio de literatura Etisalat 2015 y estuvo nominada en 2016 al Man Booker International Prize, junto con el angoleño Agualusa. Alain Mabanckou la ha calificado de “obra maestra” y han dicho de ella que es “Blade Runner en África con banda sonora de John Coltrane”. Veo vuestros dientes largos.

Leer Más

Brutal poesía, el fotógrafo que escribe con una cámara

2014-07-11-Survivre

 

Con el título “Un Regard” (Una mirada), el artista congolés Kiripi Katembo Siku  (Goma, 1979) en una serie mágica que incluye 19 imágenes tomadas cuando las calles de Kinshasa se inundaron, capturó la vida diaria de sus habitantes reflejadas en el agua sucia y los charcos, “dándole a la serie un efecto de pintura, como si estuvieran hechas por la mano de un impresionista.”

Congo_in_Four_Acts_Dieudo_Hamadi_Divita_Wa_Lusala_Kiripi_Katembo_Siku_DRC_2010

2014-07-11-Subir

“Cuando miro cada imagen de la serie, para mí siempre hay un sujeto, un título, una historia acerca de mi país” dice el artista para añadir, “Soy un escritor que escribe con una cámara

ob_1b3528_image

Para ver la serie completa: http://ow.ly/DGs1w

El arte de los “sapeurs” también vive en los libros

Sapeurs

Fotografía: Daniele Tamagni

La SAPE (Société des Ambianceurs et des Personnes Elegantes), y sus miembros los sapeurs, está de moda. Este movimiento, que nació de manera espontánea en 1922, se pasea hoy en día con fuerza por las ciudades de Brazzaville (capital de la República del Congo) y de Kinshasa (capital de la República Democrática del Congo).

El arte de vivir con elegancia en medio de la pobreza, lo plasmó, entre otros, el fotógrafo Francesco Giusti, quien ganó en 2009 con su trabajo “Sapologie“, el segundo premio de la categoría Historias de arte y entretenimiento del World Press Photo. El modisto Paul Smith en su colección de moda 2010, les dedicaba todo un desfile, y los sapeurs, más tarde, servían de inspiración para uno de los videoclips de Solange Knowles (“Losing you“), protagonizaban exposiciones, como la de África imprescindible; al sur del Sáharay asomaban en la actual nueva campaña de la cerveza Guiness, con un mini documental firmado por Héctor Mediavilla, “The men inside the suits”.

Navegando entre libros podemos llegar a visualizar y sumergirnos en el mundo creativo, diferente y único de los sapeurs, modo de vivir que les dignifica y les distingue luciendo un estilo de vida original y creativo y que demuestra la capacidad y los recursos del ser humano para poner otra cara ante la realidad más adversa.

S.A.P.EHéctor Mediavilla comenzó La sape congolesa en 2003 y estuvo trabajando en el libro hasta 2010. La editorial francesa Intervalles publicó en 2013, S.A.P.E. en una edición trilingüe (francés, inglés y castellano), con prólogo del escritor Alain Mabanckou.

S.A.P.E se interesa por todo el significado político, cultural y social que abarca. Lejos de los clichés y el exotismo fácil, se adentra en la vida diaria de los sapeurs, para mostrar, debajo de la superficie, la complejidad de las identidades poscoloniales. Así se revela la verdadera tensión dramática de este fenómeno tan explosivo como contradictorio. En él, Mediavilla vuelca en imágenes este modo de vivir con la intención de enseñar “una Africa que se muestra dinámica, creativa, orgullosa, luchadora”.

Gentleman of Bacongo

El también fotógrafo Daniele Tamagni estuvo dos años entrevistando y conociendo de cerca a los sapeurs, tras lo cual publicó Los caballeros de Bacongo (2009).

Fue el regreso de París del primer dandy congoleño, André Grenard Matsoua, lo que marcó el inicio del movimiento. Después, el músico Papa Wemba popularizó el estilo. Y, tras convertirse en símbolo de rebeldía frente a la autoridad de Mobutu Sese, ha llegado a nuestros días, envolviendo la pobreza en colores y sedas, calzando zapatos blancos, y apoyado en un bastón. Tamagni nos acerca las contradicciones y el código de conducta, el color y el espíritu pacifista de los sapeurs.

Black Bazar- Alain Mabackou

El siempre original y diferente Alain Mabanckou, proponía en Black Bazar (Alpha Decay, 2010) una inmersión en el mundo de un dandy africano de nuestros tiempos, al que apodan el culólogo, afiliado al BOMBE (Basca en la Onda de la Movida Bacilona y Elegante), enamorado de los cuellos de camisa italianos y de los zapatos Weston, que descubre su vocación de escritor cuando su novia lo abandona por un músico de tam-tam.

Si en anteriores novelas, Mabanckou va desgranando sus preferencias literarias, en Black Bazar las menciones a músicos africanos (Papa Wemba, entre otros) salpica todo el texto, lo que junto con las referencias constantes al continente, convierten la realidad de los africanos emigrantes, esta vez en la capital francesa, en su tema principal.

roisdelasape

El último libro publicado que se adentra en este mundo sorprendente es Les rois de la sape [fr], obra del ilustrador camerunés Christian Kingue Epanya,  quien acaba de publicarlo el pasado mes de mayo.

“Los reyes de la Sape”, es un libro para jóvenes, publicado por Ediciones Océan. En él aparece un África urbana, colorista y contemporánea, y nos adentra de la mano del joven Elumbu, conocido como el “príncipe de la moda”, en el mundo de la SAPE. Deambulando por las calles de Kinshasa, hacia el corazón de una realidad cotidiana que pone a las personas en el centro de la historia, Epanya nos muestra un África que existe y vive alejada de los clichés habituales sobre el continente africano.

La vida y media – Sony Labou Tansi

vidaymedia

Un exceso. Así es la lectura de La vida y mediaImaginación creativa. Brío lingüístico. Juego frenético, innovación y riqueza. El mismo autor nos avisa en el preámbulo: “La vida y media es lo que se llama escribir por atolondramiento”. Pero también es un texto duro, incómodo, violento y brutal. En una entrevista, su autor, Sony Labou Tansi (nombre prestado en homenaje al poeta Tchicaya U Tam’si),  afirmó que la había escrito en medio del dolor por el asesinato en 1977 de varios amigos, bajo pretexto de haber urdido un golpe de estado y acometido el posterior asesinato del presidente Marien Ngouabi, “sigo convencido de que mis amigos no fueron capaces de cometer un crimen político y su ejecución fue un ajuste de cuentas. El Estado simplemente sabe deshacerse de las personas inteligentes.”

Sony Labou Tansi fue el menor de una familia de siete hijos. Su padre provenía de la República Democrática del Congo (Zaire o Congo Belga), y su madre de Congo-Brazzaville (República del Congo o Congo Francés). Inicialmente fue educado en la lengua local de la región, el Kikongo, y después, a la edad de doce años, comenzó a hablar francés, “yo escribo en francés,” dijo en una ocasión, “porque ese es el idioma en el que me violaron”, cuando él y su familia se mudaron a Congo-Brazzaville. Allí se convirtió en profesor de inglés, fundó un grupo de teatro, fue administrador y escribió teatro, poesía y narrativa. Sus obras se representaron en París, Dakar y Nueva York. Sin embargo, en su propio país Tansi fue criticado por el Partido Congoleño del Trabajo debido a sus opiniones políticas. “África es un volcán”, escribió más tarde en Les Yeux du volcan (1988). Comprometido políticamente, en 1992 fue elegido diputado. Falleció en 1995, víctima del SIDA,a los 47 años, catorce días después de su esposa.

Katamalanasia es el país que nos propone Tansi, en donde después de lograr la independencia llega la dictadura de la mano del Guía Providencial, un tirano cuya autocracia roza el delirio. El País, era el nombre imaginario propuesto por su amigo, el también escritor y congoleño, Henri Lopes en Reir y llorar, donde Tito Bwakamabé se hacía con el poder e instauraba una dictadura terrible e inhumana. Tansi le dedicaba la presente obra a Henri Lopes, “puesto que, a fin de cuentas, sólo he escrito su libro”. Si bien el tema de fondo en ambas obras es el mismo: las dictaduras y su padecimiento, el tratamiento que ambos escritores le dan es diferente; Lopes utiliza la mezcla de drama y humor, Tansi la de la fábula, la sátira y el exceso. Hay quien sostiene que la escritura de Tansi contiene una envergadura lisérgica, tales son los efectos que provoca.

Marcial, su opositor, se niega a morir. A pesar de que el Guía Providencial usa y emplea contra él varias maneras de matarlo (hasta quince formas diferentes aparecen), Marcial se rebela frente a la muerte. Este cruel y abrupto comienzo, donde el dictador masacra una y otra vez a Marcial e incluso lo devora en un almuerzo grotesco, continúa con la imposibilidad de consumar el amor que siente hacia la hermosa hija del rebelde, Chaidana. Amor y muerte son dos de los temas recurrentes en la novela. Chaidana, la mujer múltiple, desde el hotel La vida y media, por cuya habitación 38 pasarán ministros, coroneles y generales que sufrirán su “muerte por champaña”, sufrirá varios tipos de violencia; la de su padre Marcial de quien recibirá una “bofetada interior” (incesto), la del Guía Providencial que la obliga a comer la propia carne de su padre, la del régimen autoritario y dictatorial de hombres que rigen los destinos dominados por sus instintos más básicos y la de todo un batallón de hombres que solo piensan en acostarse con ella, ella la luchadora del cuerpo, en cuya losa sepulcral tan solo se leerán estas palabras: “He sido un sucio paréntesis” (pág.75).

Brutal crítica feroz a los regímenes dictatoriales, infernales y carnívoros (la carne adquiere especial relevancia en esta obra), la sucesión de Guías, que abarcan varias generaciones bajo diferentes nombres (después se llamarán Juan Corazón de Piedra o Juan Coriáceo), es una oleada imparable de excesos sin límites conocidos físicos, sexuales o morales, bajo la connivencia de las potencias extranjeras. Mientras, se impone la censura, se declara la guerra contra el libro durante nueve años, con la quema de millones de toneladas de volúmenes, se prohíbe usar la palabra “infierno” (“El infierno, el infierno. ¿Sabe la gente que el infierno corresponde a la muerte de la Vida, que corresponde a la muerte de la libertad?” (pág.144) y se declara la guerra.

Sin embargo, en esta novela cuando más desea el Guía Providencial a Chaidana, más veces se le aparece el espíritu de Marcial recordándole la imposibilidad de poseerla, y cuanto más se prohíbe y se intenta doblegar al pueblo negándole incluso el derecho a expresarse, más aparece por todas partes la palabra que todo lo describe: “¡El infierno¡, ¡el infierno! No busquemos más, lo hemos encontrado, el hombre fue creado para inventar el infierno. ¿Quién se hubiera atrevido, si no?” (pág.169).

La soledad. La soledad. La mayor realidad del hombre es la soledad. Se haga lo que se haga. Simulacros sociales. Simulacros de amor. Engaño. Estás solo en ti. Llegas solo, te mueves solo, te marcharás solo, y… (página 37)

Ficha:

  • Título original:  La vie et demi (1979)
  • Idioma: Original: Francés. Éditions du Seuil
  • Traducción al castellano: Colección de literatura Casa África (2013)
  • Traductor: Manuel Serrat Crespo
  • Imagen de portada:  Imagen de Kolbjorn/iStock/Thinkstock
  • Nº páginas: 182
  • Premios del libro: Prix Spécial du Festival de la Francophonie

Labou-La-Vie-Et-Demie-Livre-835451709_ML

 

 

A %d blogueros les gusta esto: