Saltar al contenido.

Posts etiquetados ‘Sudán’

Contra la prohibición: libros para abrir mundos y no para cerrarlos

Lynx Qualey, autora del magnífico blog Arabic Literature (in English), lanzó a finales de enero una serie de propuestas desde la literatura contra la prohibición de Donald Trump “a la entrada durante 30 días de ciudadanos de Sudán, Irán, Irak, Libia, Siria, Yemen y Somalia, y la suspensión de nuevos visados de asilo político para personas de cualquiera de estos países durante 4 meses”.  A pesar de que los jueces parece que han logrado parar el veto, hay muchas razones para la inquietud.

De los países en cuestión, cuatro están situados en el continente africano: Sudán y Sudán del Sur, Libia y Somalia. Desde LitERaFRicAs proponemos la lectura de escritores de estos lugares, descubrir sus obras y también sus esfuerzos y proyectos para que los libros estén al alcance de todos.

Los escritores de estos países soportan y han soportado todo tipo de prohibiciones y persecuciones, pero aún así no se rinden y siguen adelante, escribiendo. Sin ir más lejos, tenía pendiente de publicar otro post sobre lo acaecido en fechas recientes en Libia, que a continuación comparto:

“Los libros se leen, no se confiscan”

El último fin de semana de enero, las fuerzas de seguridad libias publicaron un vídeo, en su página de Facebook, en el que se veía cómo incautaban un camión con docenas de libros que provenían de Egipto y hacían la ruta Tobruk-Bengasi. En el vídeo, un funcionario de seguridad y los líderes religiosos de la ciudad de Marj, bajo control del ejército libio, denunciaron una “invasión cultural”, alegando que los libros contenían información sobre chiísmo, cristianismo y hechicería, así como material erótico contrario al Islam sunita.

Tras el suceso más de 100 escritores e intelectuales libios, entre los que se encontraban Azza Maghur Idriss Al Tayeb y Radhuan Bushwisha, denunciaron la situación calificándola de “terrorismo cultural” y afirmaron que:” es un intento de amordazar las voces y confiscar la libertad de opinión y de pensamiento.” En el mismo sentido, el sindicato de escritores de Libia añadió que la confiscación atentaba contra la supresión de la libertad de pensamiento y era una señal peligrosa.

Leer es un ejercicio muy sano. Abre, nunca cierra. Os invito a que indaguéis en estas literaturas. El espacio que tienen en el blog no se corresponde con el tamaño de lo que representan, pero son un intento sincero por acercar un poco si cabe estas historias. Os hago una pequeña guía para que podáis acceder a su contenido de manera más rápida:

En fechas recientes, se han publicado los siguientes libros:

LIBIA

Regreso, El_135X220

SUDÁN y SUDÁN DEL SUR

literary-sudans-e1483904025460

SOMALIA

29067767

 

 

En el Cuerno de África también se escribe (VI): Sudán y Sudán del Sur

Muy poco se conoce sobre la cultura y la literatura de estos dos países, pobladas las portadas siempre de la trágica situación que se vive en la actualidad. Sudán y Sudán del Sur, tras su independencia en 2011 y ahora por la dramática crisis humanitaria que padece, aparecen como ese trozo olvidado al que volvemos una y otra vez en una infernal rueda. Pero allí también surgen personas que empuñan sus letras para transmitir lo que viven, lo que sienten y lo que esperan. Empeñadas en darnos a conocer, incluso a menudo en contra de todo tipo de cortapisas, cómo son y qué les importa.

Más allá de la riqueza diversa tanto lingüística como étnica (con más de 200 lenguas y dialectos dentro de sus fronteras y con alrededor de 700 grupos étnicos), de su historia y de su arte, lo que se identifica con ambos países son imágenes que se pegan como clichés amenazando con no dejarles respirar.

Pero lo hacen.

iman shaggag-identity

Obra de Iman Shaggag. “Identity” (Sudan)

En 1955, Fatima Ahmed Ibrahimse convirtió en la jefa de redacción de la revista “Sawat al-Maraa”(La voz de la mujer). Esta mujer activista, arrestada varias veces, y primera en ser parlamentaria en su país, publicó también el periódico “Elra’edda” centrado en los derechos de la mujer. Pero quizás sea Época de migración al norte (1967), escrita en árabe, la obra más conocida cuando se habla de Sudán (antes de su división).

En ella Tayyib El Salih con la intención de escribir una novela sobre un asesinato, ahonda en la tensión que vive el que se ve fuera de su país y debe optar entre las dos orillas de Oriente y Occidente. A la vez, la novela es un regalo por la descripción sensorial que nos tramite el autor de la vida sudanesa. Abundan las descripciones de escenas cotidianas y del río Nilo, con sus laboriosos agricultores dedicados a la cosecha. Descubrimos a los árabes hablando relajadamente de sexo y bebiendo alcohol.

Más cercanos en el tiempo están los escritores Leila Aboulela, Amir Tagelsir, Tarek Eltayeb, Francis Mading Deng o Jamal Mahjoub.

1931387070

Leila Aboulela

Leila Aboulela, comenzó su trayectoria literaria en 1999 con La traductora, (¿Es posible que una mujer musulmana sea al mismo tiempo moderna y creyente?) alabada por Ben Okri y J.M. Coetzee, a la que siguieron Minaret, y Lyrics Alley.

Este mismo año ha presentado su cuarta novela: The Kindness of Enemies en donde de nuevo el tema central es una crisis de identidad desarrollada de manera sorprendente en un viaje espiritual entre la Escocia de hoy (donde reside la escritora), los recuerdos del Sudán de su infancia y la historia del “león de Daguestán”, un guerrero que luchó para preservar a su tierra, sus gentes y tradiciones de las fuerzas invasoras de la Rusia zarista.

Junto a ella destaca Hammour Ziada, primer escritor sudanés en conseguir la medalla del premio Naguib Mahfouz en 2014 por la misma novela por la que fue  preseleccionado para el “International Prize for Arabic Fiction (IPAF): The Longing of the Dervish, que cuenta la historia de dos amantes, un esclavo sudanés y una mujer griega, durante la Revolución mahdista y la caída de Jartum en 1884. Y también, Abdel Aziz Baraka Sakin, cuyos libros están entre los más leídos en su país, a pesar de estar prohibidos (presuntamente por su alto contenido sexual), y la escritora Lemya Shammat.

 Amir Tagelsir quien lleva tras sus espaldas 16 libros, entre los que destaca The Grub Hunter (2010) con la que fue finalista del “IPAF” y que ha sido traducida al inglés y al italiano, y 366 (2014) que es la carta de amor de un hombre a una mujer que ni siquiera sabe que existe. Y Tarek Eltayeb, quien como Aboulela nació en El Cairo, escribe en árabe y ha visto su obra traducida a varios idiomas. Su novela Cities Without Palms es el reflejo de una diáspora sudanesa que huye de la hambruna y la pobreza, a través del viaje de Hamza que le llevará desde Egipto a Europa.

Ibrahim El Salahi

Obra de Ibrahim El Sahali (Sudán) “Vision of the Tomb” (1965)

El exilio vuelve a ser tema central en la obra de Jamal Mahjoub, cuya vida es un cruce constante de culturas. Nacido en Londres, regresó con su familia a Jartum y ha vivido en varias ciudades europeas del norte hasta fijar su actual residencia en Barcelona. El naúfrago de Árgel (1998) y, sobre todo, Viajando con djinns (2002) son el reflejo de esa búsqueda constante de un lugar. Yasin, el protagonista de esta última, vive con dos pasaportes y se relaciona en varios idiomas :”A veces envidio a todas esas personas que saben con certeza a qué lugar pertenecen; a los escritores a quienes les han sido concedidos un idioma y una historia sin trampas ni anzuelosen una Europa en la que dinamitadas todas las fronteras, sin referencias de ningún tipo, algunos tienen la sensación de pertenencia a varios países, sintiéndose parte de una gran familiasensación que el escritor resume en la frase de su relato “Lejos de casa” (dentro de la antología Hijos del balón): “A medida que el mundo se hace permeable, que las fronteras se disuelven, que los muros caen, entramos en contacto directo con nuestra humanidad colectiva.”

650_AL67191.jpg el naufrago

Francis Deng Mading, de origen Dinka, es el actual embajador de Sudán del Sur ante la ONU con una larga carrera literaria en forma de más de 40 libros de historia, antropología, folklore o política, y un convencido de la necesidad de unidad en su país, idea que plasmó en su olvidada novela Cry of the Owl que fue una de las primeras en explorar el conflicto de identidades entre norte y sur. Es el suyo uno de los nombres más conocidos de este nuevo país junto con el de Majok Tulba quien es posiblemente el escritor sursudanés con más proyección internacional, a pesar de que es todavía un autor novel, aunque su primera novela Beneath the Darkening Sky incide en un tema-cliché (en su novela reflexiona lo que habría sido de su vida si hubiera sido reclutado como niño-soldado, destino del que se salvó por los pelos).

En el interesante proyecto de Bhakti Shringarpure, Warscapes, que pone de relieve, a través de textos y fragmentos de libros, la literatura de estos dos países encontramos otros dos nombres, dos médicos que escriben relatos de suspense y humor: Edward Eremugo Luka y David  L. Lukudu, de los que podéis leer online: Casualty y Seiko Five [en] y que podéis encontrar junto con los de otros seis escritores en la antología South Sudan: There is a Country.

Ya dentro de la narrativa de no-ficción sursudanesa hay dos títulos que nos han llegado en los últimos años que hablan de la situación de continuo conflicto que sufre la zona pero desde una visión de superación y ganas de futuro. Una de ellas es They Poured Fire on Us From the Sky (2006) de Benson Deng, Alephonsion Deng y Benjamin Ajak. Y la otra es la obra autobiográfica de Aher Arop Bol quien describe en En el infierno anida la ternura (El nun perdut [cat]su propia vida desde que con ocho años huyó de un campo de refugiados y tuvo que recorrer 8 países hasta llegar a Pretoria (Sudáfrica). Una obra que nos habla de resilencia, del empeño de un joven en estudiar y ser abogado a pesar de todos los inconvenientes, y también de la propia generosidad de los africanos que le ayudaron en todo momento, compartiendo con él lo poco que tenían (de ahí el título del libro). La revista “Drum” la ha calificado como una “extraordinaria historia de dolor, desesperación y, sobre todo, de supervivencia contra todo pronóstico”.

Todo en Sudán es una historia que contar. Todo lo que vemos y todo lo que hacemos es una mezcla de fantasía y realidad”, afirmaba sintetizando el escritor Hammour Ziada en una entrevista, a la vez que añadía, “Como cualquier sudanés, somos narradores naturales desde la infancia cuando por las noches esperamos expectantes oír las historias que nos cuentan nuestras abuelas”. Mientras, personas como Awak Bior abren librerías en Juba (Sudán del Sur). “Leaves” contiene libros que no hablan solo de religión, pero además organiza debates  y presentaciones. Fundar una librería en un lugar como ése puede parecer para muchos un riegos muy alto, pero para ella, fiel convencida de la importancia de los libros, era una necesidad.

Leaves-Juba-bookshop-010

El equipo de la Librería “Leaves” (Juba) con su fundadora

 

¿Los mejores títulos en árabe del siglo XX?

Arab Writers Union es una asociación de escritores árabes que en 2010 elaboraron una lista con los mejores 100 títulos en lengua árabe producidos en el siglo XX. Pero la cuestión es, ¿cuántos de ellos han sido traducidos?.

M Lynx Qualey  ha recogido en su blog los libros que se encuentran traducidos al inglés [ing.] A la lista he añadido los que he podido encontrar en castellano (o eusk., cat. gal.) y he entresacado los que se han escrito en el continente africano. El panorama varía según el idioma, el inglés logra bastantes títulos, mientras que lo que ocurre con el castellano es anecdótico, casi.

MARRUECOS

La literatura marroquí se escribe sobre todo en árabe clásico y árabe dialectal. Pero también en francés (Tahar Ben Jelloun o Badia Hadj Nasser),y en otras lenguas, como el inglés (en la actualidad su exponente más reconocido es Laila Lalami, que ha sido incluida en la lista de seleccionados para el “Man Booker 2015”) o el castellano (Asociación Naemle).

41dT0yjfhKL._SX320_BO1,204,203,200_ cubierta_diario.indd

51sszXmjreL._SX316_BO1,204,203,200_

The Teocrat

En la lista:

26 For Bread Alone  [Mohamed Choukri] [ing.]. El pan a secas, cuyo título original es Al-jubz-al-hafi (1973) ha sido recientemente reeditado por Cabaret Voltarie, con traducción de Rajae Boumediane El Metni y versión revisada por el propio autor. Ogi hutsa [eusk.], El pa de cada día [cat.]

46 The Game of Forgetting [Mohammed Berrada] [ing.]. El juego del olvido. Madrid: Libertarias/Prodhufi, 1993. Traducción de la novela Lu´bat al-nisyân de Berrada, cuya edición en árabe data de 1986. La traducción está a cargo de Beatriz Molina y Maribel Lázaro y la presentación de la novela corre a cargo de Juan Goytisolo

47 Winter Wind [Mubarak Al-Rabih]. Nada.

74 The Woman and the Rose [Mohamed Zafzaf] La mujer y la rosa, con traducción de Beatriz Molina y Zouhir Louassini, Agencia Española de Cooperación Internacional, Madrid, 1997. Imposible de encontrar.

83 The Theocrat [Bensalem Himmich][ing.] De este autor hay varias traducciones: Cien años después: Nietzche con rostro humanoEl Sapientísimo: memorias de un filósofo enamorado o El loco del poder con la que obtuvo el premio de la Crítica de la Novela, (en lengua árabe), en 1990.

86 The Days of Ashes [Mohammad Ezzeddine Tazi] [ing.]. Nada.

95 The Learned ‘Ala [Abdul Karim Ghalib]. Su obra Le passé enterré sí lo está en francés.

EGIPTO

Naguib Mahfouz

Naguib Mahfouz

Es, sin duda, este país africano el que recibe más menciones en la lista y el que ocupa los primeros puestos en la misma. Pero hay omisiones, como la de Nawal al-SaadawiEl edificio Yacobian de Alaa Al Aswany (que se puede encontrar tanto en castellano como en catalán y que supuso todo un bombazo editorial) o Muhammad Nagui (El escondite de Qámar), que llaman la atención.

el-oasis-9788415832478-189x300 granada Los-dias

En la lista:

1 The Cairo Trilogy [Naguib Mahfouz] [ing.] Naguib Mahfuz es, probablemente, el escritor en lengua árabe más traducido al castellano. Entre dos palacios es el primer volumen de su famosa trilogía por la que se le concedió el premio Nobel, y que continúa con las novelas Palacio del deseo y La azucarera.

3 Honor [Sonallah Ibrahim]. Sí en francés, Charaf ou l’honneur

4 War in the Land of Egypt  [Yousef Al-Qaeed] [ing.]

8 Rama and the Dragon [Edwar al-Kharrat] [ing.]

15. Zayni Barakat [Gamal al-Ghitani][ing.]

18. No One Sleeps in Alexandria [Ibrahim Abdel Meguid][ing.]

19. Love in Exile [Bahaa Taher][ing.] En castellano se puede leer El Oasis

22 The Taboo-Yusuf Idris [ing.] En castellano se puede leer Una cuestión de honor (Ed.Oriente y Mediterráneo)

30 The Elephants [Fathi Ghanem]

36 The Lamp of Umm Hashim Yahya Hakki [ing.]

37 Return to Exile [Abu El Maati Abu El Naga]. Nada.

38 The Lodging House Khairy Shalaby [ing.]

41 The Heron  Ibrahim Aslan [ing.]

44 Return of the Soul – Tawfiq al-Hakim. Nada.

50 The Seven Days of Man  Abdel-Hakim Qasim [ing.]

57 Rubaiyyat Bahari- Mohamed Gibreel. Nada.

59 Granada Radwa Ashour [ing.] También en castellano

60 The Call of the Curlew – Taha Hussein [ing.] Se puede leer Los días (Ediciones del viento)

61 Seeds of Corruption Sabri Moussa [ing.]

62 Al-Saqqa Mat (The Water Carrier is Dead)-  Yusuf al-Sibai.Nada.

63 The Emigration to the North of the Children of Hathoot Majid Tubia .[ing.]

64 After the Sunset- Mohamed Abdel-Halim Abdulla.Nada.

72 A Touch of Fear – Tharwat Abaza [ing.]

80 There Is a Man in our House-  Ihsan Abdul Quddus. Nada.

90 Clamor of the Lake  Mohammed El-Bisatie. T.[ing.]

91 The Sleepwalkers – Sa’ad Makkawi. Nada.

92 1952- Jamil Atiyah Ibrahim. Nada.

100 A Man from Bashmour Salwa Bakr [ing.] En castellano: El carro dorado y Artimañas de los hombres (Ed.Txalaparta)

104 The Open DoorLatifa Al-Zayat [ing.]

LIBIA

Lo cierto es que se trata de una literatura casi desconocida para nuestro mundo, tal y como afirma Ibrahim Al-Koni, denominado por los escritores de su país como “el gigante de la narrativa en Libia” y uno de los pocos cuya obra se puede leer en castellano, Oro en polvo fue traducida del árabe por “Galaxia Gutenberg” en 1999.

descarga descarga solo-en-el-mundo

En la lista:

11. The Animists [Ibrahim al-Koni] [ing.]

16. La trilogía:  I Shall Present You With Another City, These Are The Borders of My Kingdom y A Tunnel Lit by A Woman [Ahmad Ibrahim al-Faqih] [ing.] Por desgracia nada de este autor en castellano.

88 Eye of the Sun- Khalifa Hussein Mustapha. Nada.

TUNEZ

El tunecino Shukri al-Mabkhout se alzaba con el IPAF 2015 (más conocido como el “Booker árabe”) con su primera novela, The Italian, en origen en lengua árabe, que verá pronto su traducción al inglés, dudo mucho que también lo sea al castellano. Sin embargo, podéis ver que los nombres que se han seleccionado para esta lista son numerosos (y desconocidos).

En la lista:

9 Thus Spoke Abu Huraira,Mahmoud Messadi. En francés, Ainsi parlait Abou Hourayra y en alemán.Mahmoud_Messadi__Thus_Spoke_Abu_Huraira

23 The Night of Ten Years, Muhammad Salih al-Jabri. Nada.

39 Contact, Aroussia Naluti.Nada.

48 Return to Dar al-Basha,  Hassan Nasr, [ing.]

66 Aisha, Al-Bashir bin Salamah. Nada.

68 Al-Daqqala in Arajenha, Al-Bashir Khareef. Nada

69 The Slaver, Salah al-Din Bujah. Again, nothing.Nada.

82 And My Share of the Horizon, Abdel Qader Ben Shaikh. Nada.

94 The Conspiracy, Faraj Al-Huwar. Nada.

102 The Berries of Murr, Mohamed Al Aroussi Al Matuie. En castellano, Las moras amargas (Agencia española de cooperación internacional, 1996). Imposible de encontrar

ARGELIA

La mayoría de los escritores más conocidos de este país escriben en francés: Mohammed Dib, Assia Djebar, Kateb Yacine, Yasmina Khadra o Malika Mokeddem

De Tahar Djaout encontré “Els cercadors d’ossos” en catalán. De Jean Sénac, “Bosquejos del padre” (Ediciones del Oriente y del Mediterráneo). De Kateb Yacine, “Nedjma” (Editorial Planeta) y “Teatro argelino” (Cuadernos para el diálogo). De Mammeri “Cuentos bereberes” (Espasa libros). De Feraoun, “El hijo de pobre” (Ediciones del Oriente y del Mediterráneo). Añado Isabelle Eberhardt “País de arena: relatos argelinos” y Said Ferdi “Un niño en la guerra”, ambas de Ediciones del Oriente y del Mediterráneo y “El niño del chaaba” de Azouz Begag. (Ed. El Bronce), De Amin Zaoui, “La razzia” y “La Sumisión” (ambas de Ed. El Bronce)

En la lista:

cubierta_diario.indd25 Memory in the Flesh, Ahlam Mostaghanmi [ing.]

53 Wind from the South, Abdelhamid Ben Haddouka. En francés,Vent du Sud (Société nationale d’édition et de diffusion, 1975)

73 The Ace, Tahar Wattar.

75 A Thousand Years of Nostalgia, Rachid Boudjedra. En castellano, se puede leer El caracol obstinado

89 Longa and the Ghoul,  Zohor Wanissi.

SUDAN

24 Season of Migration to the North-Tayeb Salih. Se encuentra traducida al castellano, bajo el título Época de migración al Norte

MAURITANIA

49 The Windy City, Moussa Ould Ebnou, fue en origen publicada en francés en 1994 con el título Barzakh. Una versión árabe posterior titulada Madinat al-Riyah apareció en 1996.

76 Unknown Grave, Ahmed Ould Abdel-Qader. Nada.

Premio IPAF de literatura árabe 2015: 3 africanos seleccionados

original-1791-1421077972-16

Foto: arablit.org

El International Prize For Arabic Fiction (8ª edición) anunció el pasado 13 de febrero en Casablanca, aprovechando la 21ª edición de la feria anual del libro internacional que se celebra en esa ciudad, los seleccionados 2015.

Los preseleccionados salieron de una lista de 180 títulos que incluía a autores de diez países diferentes. En lo referente al continente africano: 2 de Marruecos (el renombrado Mohammed Berrada y Ahmed al-Madeeni), 1 de Tunez (Shukri al-Mabkhout), 1 de Sudán (Hamour Ziada) y 3 de Egipto (Ashraf al-Khamaisi, Hisham al-Khashin o la más conocida Muna al-Sheemi)

De la anterior lista se han seleccionado 6 nombres, de los que saldrá el ganador. Se destaca este año que son, en su mayoría, escritores jóvenes o inéditos. Provienen de seis países diferentes: Sudán, Líbano, Siria, Palestina, Túnez y Marruecos, pero sus libros se hacen eco de temas similares; represión, religión y exilio.

The-Italian

The Italian – Shukri al-Mabkhout

Willow-alley

Willow Alley – Ahmed al-Madini

The Longing of the Dervish

The Longing of the Dervish – Hammour Ziada

Shukri al-Mabkhout

Shukri-al-Mabkhout-photo

Shukri al-Mabkhout

Autor de varias obras de crítica literaria, con 53 años debuta con su primera novelaThe Italian. El escritor tunecino ha confesado que su despertar como novelista fue una respuesta a lo que supuso y trajo consigo la llamada “primavera árabe”.

Shukri al-Mabkhout eligió la novela porque consideró que dicho género era más capaz de “captar las contradicciones, conflictos, cambios y vacilaciones” del Túnez contemporáneo, aunque al principio su obra tomó la forma de un largo poema.

La novela finalista de al-Mabkhout, The Italian, cuenta la historia de Abdel Nasser (apodado «el italiano») y su misterioso ataque al Imán, su vecino, durante el funeral de su padre. El narrador, después, intenta descubrir las motivaciones del ataque, averiguando el pasado de su amigo Nasser desde la infancia y moviéndose a través de los diferentes regímenes políticos de Túnez.

La novela revela los mecanismos de control y censura ejercidas a través de la prensa, así como la fragilidad del ser humano, sus historias secretas y heridas enterradas. (IPAF)

Ahmed al-Madini

descarga

Ahmed al-Madini

El marroquí Ahmed al-Madini tiene una larga trayectoria literaria a sus espaldas. En 2003 le concedieron el Premio del Libro Nacional en Marruecos.

A pesar de su relevante papel en la renovación de la literatura marroquí, su relación con lectores y críticos no siempre ha sido amable, debido a una obra “que a veces hace que sus textos sean difíciles de asimilar“. El escritor siempre ha defendido su estilo, alegando que la complejidad lingüística es consecuencia de una escritura que debe deconstruir el horizonte del lector y animarle a la contra-reacción.

Su novela Willow Alley se ocupa de la lucha por la tierra y el desarrollo en Marruecos, centrándose en la lucha entre el cuidador de un edificio en construcción y un grupo de personas que se aferran a su tierra con el fin de sobrevivir.

La novela examina el derecho del individuo a existir en un país donde las vidas son vulnerables a la explotación y en donde los poderosos prosperan a costa de los débiles. (IPAF)

Hammour Ziada

descarga

Hammour Ziada

La nominación del sudanés Hammour Ziada era esperada después de ganar la medalla del premio Naguib Mahfouz 2014 por la misma novela por la que ha sido preseleccionado; The Longing of the Dervish.

“Todo en Sudán es una historia que contar. Todo lo que vemos y todo lo que hacemos es toda una mezcla de fantasía y realidad”, afirmó en el momento de recoger el mencionado premio, “Como cualquier otro sudanés, somos narradores naturales desde la infancia cuando esperamos oír las historias que nos cuentan nuestras abuelas cada noche”.

Ziada ha trabajado en ONGs en su tierra y como periodista en varios periódicos sudaneses.

The Longing of the Dervish cuenta la historia de dos amantes, un esclavo sudanés y una mujer griega, durante la Revolución mahdista y la caída de Jartún (1884).

La novela examina los conflictos sociales entre los cristianos blancos y la cultura islámica sufí en Sudán, explorando a su vez los conceptos de amor, religión, traición y lucha política. (IPAF)

¿Y las mujeres?

407bf35d32e28d580eb2b772c1ae6fe3

En los dos primeros años de existencia del premio, conocido como el “Booker árabe”, 2008 y 2009, los libros escritos por mujeres fueron casi inexistentes. Durante las ocho ediciones del premio, el debate sobre la poco significativa presencia de las mujeres en el mismo se ha mantenido. En 2010 comenzaron a elevarse las voces en este sentido cuando Samia Mehrez escribió un artículo bajo el título “Where are the women?” sobre la cuestión. También la novelista egipcia Salwa Bakr opinó al respecto.

La primera y única ganadora femenina del premio fue la saudí Raja Alem quien lo ganó en 2011 y de manera compartida. Raja Alem publicó en 2002 Játim, primera novela saudí traducida al castellano. Lo hizo la Editorial Huerga y Fierro, en 2007.

En esta edición de los seis seleccionados, dos son mujeres: la libanesa Jana Elhassan y la siria Lina Huyan Elhassan.

Jana Elhassan, como otros escritores, rehúsa poner el foco en la identidad del escritor y prefiere que se coloque sobre el libro en si mismo. Considera que no se debería de entrar en debates del tipo: ¿Cuántas mujeres hay en la lista? o ¿Qué países son los más seleccionados?. 

El resultado de la elección lo conoceremos el 6 de mayo.

Época de migración al norte- Táyyeb Sáleh

d13cce28e1c178763042f3771ae3179b

La novela que hoy traigo a LitERáFRicA está considerada una de las mejores novelas escritas en lengua árabe. Su autor es el sudanés Táyyeb Sáleh, en árabe: الطيّب صالح. Nació en la localidad de Merowe, norte de Sudán, en 1929. Tras estudiar Literatura en la Universidad de Jartum, continuó sus estudios en Londres. La guerra civil que estalló con la independencia de Sudán en 1956  le obligó a permanecer en el extranjero. Después, trabajó en su país natal para la BBC, en Qatar y en París para la UNESCO, para morir finalmente en 2009 en Londres. Pasó la mayor parte de su vida fuera de Sudán, a caballo entre Oriente y Occidente, tensión que reflejó en sus obras literarias.

Sobre Época de migración al norte (en árabe, lengua en la que fue escrita en origen: موسم الهجرة إلى الشمال) Sáleh dijo lo siguiente en una entrevista realizada en 1997: “En primer lugar, lo que quería realmente era escribir una novela de suspense. Esa era mi intención. Una historia sobre un asesinato”. Pero el libro fue mucho más allá.

Después de pasar siete años en Londres realizando un doctorado sobre un poeta, un hombre regresa a su tierra, un pueblecito a las orillas del Nilo en Sudán. Su retorno le deparará el encuentro con un forastero que se ha asentado en aquellas tierras: Mustafá Said. Desde el primer momento intuye que aquel hombre tiene una larga historia a sus espaldas y pronto comprobará que así es cuando Said le elija como testigo privilegiado de su vida. Después Said desaparecerá dejándole la responsabilidad de encargarse de su mujer y sus dos hijos. Mientras vamos conociendo todas las piezas que componen la vida de Said hasta el dramático desenlace, nos vamos internando también en la vida del joven narrador que a menudo se identifica con Said. Ambos son instruidos, atractivos, han viajado al extranjero y han vuelto al origen donde se encuentran perdidos y se sienten extraños, a caballo entre dos mundos.

A simple vista podría parecer el argumento de una novela sobre la identidad y la emigración o de intriga y asesinato, pero Época de migración al norte nos invade con su prosa llena de poesía, tejida de misterios que no lo son, de búsqueda incesante de uno mismo sin tener que partirse en dos. A la vez, la novela es un regalo por la descripción sensorial que nos tramite el autor de la vida sudanesa. Abundan las descripciones de escenas y del río Nilo, con sus laboriosos agricultores dedicados a la cosecha. Descubrimos a los árabes hablando de sexo, bebiendo alcohol y hablando relajadamente. El sexo ocupa un lugar preponderante en la narración, de  hecho fue criticada por la violencia y el contenido sexual explícito.

El cínico Mustafa Said, en Inglaterra, conquista mediante una atmósfera creada por él mismo de orientalismo, incienso y camas con espejos, donde se presenta como árabe africano y habla casi con desprecio de sus “fáciles” amantes inglesas que acaban suicidándose por él. Siente que son “presas” de una cacería en la que él quiere llevarse siempre el trofeo. “Liberaré África con mi pene” (página 138) llega a afirmar en una frase que se le atribuye. El terrible, inteligente y atractivo Said, que con su aspecto árabe y su mente africana, parece querer conquistar a los colonizadores, como en una especie de posesión física y sexual que dibuja en último término un sentimiento de venganza. El colonizado sometido pero que se revuelve contra la idea de claudicar.

Este feroz choque entre Oriente y Occidente se presenta en múltiples pasajes, sin que haya una decisión o una opción en la novela por ninguno de los dos. En una comparación entre la situación de las jóvenes e inglesas conquistas que Said va empujando a la muerte y el matrimonio forzado, violento y lleno de dolor de la joven viuda de Said con un viejo del pueblo y sus posteriores consecuencias, utiliza estos términos: “Me pareció que Husna Bint Mahmud, la viuda de Mustafa Said, era la misma persona en dos situaciones diferentes: unos blancos muslos abiertos en Londres y una mujer gimiendo bajo el viejo Wad-er-Rayes, poco antes de despuntar la aurora en un pueblecito perdido de la curva del Nilo. Si aquello estaba mal, esto también lo estaba; y si esto, como la muerte y el nacimiento, las crecidas del Nilo y la cosecha de trigo, formaba parte del sistema que rige el universo, aquello también.” (pág. 103)

En la habitación secreta de Said, llena de libros de escritores y pensadores occidentales pero ninguno árabe, el joven narrador quiere encontrar la respuesta al misterio. Recorre la estancia, revisa, recuerda y lee la primera hoja de la “Historia de mi vida” de Mustafa Said que se inicia con esta dedicatoria: “A todos los que ven con un solo ojo y hablan con una sola lengua, a aquellos para quienes las cosas sólo son blancas o negras, orientales u occidentales”. Perdido y extraño, enamorado y dolido de muerte, el joven narrador recobrará las palabras de Said, la última narración de unos hechos atroces de los cuales no le salva ninguna de las explicaciones, dispuestas en forma de fotografías, frases, lecturas y recuerdos, que allí encuentra. Afuera el Nilo fluye y encanta y le ofrecerá la oportunidad de elegir si dirigirse a la orilla norte o la sur o si la solución es simplemente vivir aceptando todas las contradicciones.

Sí, ahora sé que la sabiduría se encierra en esas frases sencillas de las gentes sencillas y que en ellas está nuestra única esperanza de salvación. Pág.53

Ficha:

  • Título original:  Mamsim al-higra ila-s-samal (1967)
  • Idioma: Original: Árabe
  • Traducción al castellano: Huerga y Fierro Editores, S.L. (1998)
  • Traductora: Maria Luisa Cavero
  • Nº páginas: 188
  • Otras ediciones de esta obra: MR Ediciones

موسم_الهجرة_الطيب_صالح.jpg

La traductora-Leila Aboulela

escanear0028

Leila Aboulela (1964, El Cairo) crece y estudia en Sudán, completando su formación en Inglaterra. Premiada en 2000 con el Caine por un relato titulado “The museum” con una trayectoria alabada por escritores como Ben Okri o J.M.Coetzee, su última novela es “Lyrics Alley” (2010) sobre la historia de una rica familia sudanesa. En esta ocasión hablamos de su primera novela.

La traductora” comienza con un sueño. Por lo tanto, nada más comenzar a leerla nos induce a la interpretación. Sammar, como la propia escritora, ha sido criada entre Europa y Sudán. Trabaja como traductora de árabe en la Universidad de Aberdeen (Escocia) y un accidente de tráfico la ha dejado viuda y con un hijo por el que solamente siente  rechazo y al que hace cuatro años que no ve, ya que se encuentra al cuidado de su abuela en tierras africanas. Sola, en un mundo ajeno, se siente extraña, desarraigada e incomprendida. Debido a su trabajo conocerá a Rae, un académico escocés agnóstico, un profesor que “quería comprender el  Oriente Medio”, que pugna por ser objetivo e imparcial, quien le encargará la traducción del texto de un grupo islamista extremista. Sammar, musulmana, intentará comprender a un hombre, que estudia y conoce en profundidad el Islám, pero que no tiene fe.

Su relación se tornará confusa, pareciendo que no se encuentran las palabras precisas para “traducir”, expresar lo que se siente, lo que se busca, lo que se es. El mismo pasado de Sammar encuentra dificultades en explicarse, aún más su presente en el que la muerte de Tariq, su marido, la ha llevado a desear que su hijo hubiera muerto en lugar de él. La tarea encomendada por Rae nos muestra en paralelo la sensación de que no es posible llevar a cabo la traducción entre dos lenguajes (a pesar de que él conoce el árabe), en realidad entre dos mundos o entre dos realidades, la que se vive en creencias o la que se vive sin ninguna,  subyaciendo siempre las malas interpretaciones, los malentendidos, en definitiva, la incomprensión. Sammar firme defensora de sus valores, enamorada, intenta adentrarse en las motivaciones que llevan a Rae a estudiar, debatir, analizar lo que ella considera más sagrado.

Sammar es una musulmana que como tal intenta que su pareja se convierta al Islám. Su retrato femenino (mujer moderna y creyente) es el de una persona firme y decidida. Es ella la que le propone casarse a él, exigiéndole antes que recite la “chahada”  las palabras testimoniales que señalan que no hay otro dios, excepto Alá. Puede perturbar esta situación y nos puede llevar a esas malas interpretaciones que se adueñan una y otra vez del lector no-musulmán, aún más del lector no-creyente. El viaje de Sammar es un recorrido hacia su propia identidad, la religión es una parcela que delimita la vida de muchas personas. Aboulela logra transmitir una religión musulmana más allá de la mirada occidental (aparece de igual modo una abierta crítica a la visión sesgada que se da de la misma con frecuencia) y nos permite asomarnos, admirando su lenguaje poético y bello, a través de una historia de amor, a un mundo y unas creencias que, a menudo, tratamos de esquivar.

Sammar no llevaba maquillaje ni perfume desde que murió Tariq, hacía cuatro años. Cuatro meses y diez dias era el periodo de luto para una viuda según la charia, el tiempo para ella sola, el tiempo que debía pasar antes de que pudiera volver a casarse, volver a embellecerse. Cuatro meses y diez días. Sammar pensó, como hacía con frecuencia, en los cuatro meses y diez días, un tiempo tan específico, ni demasiado corto, ni demasiado largo. Pensó que la charia de Alá era más bondadosa y más equilibrada que las normas que imponían las personas. (página 79)

 Ficha:

  • Título original:  The translator (1999)
  • Idioma: Original: Inglés
  • Traducción al castellano: Editorial Lengua de Trapo (2001)
  • Traductora: Flora Casas
  • Nº páginas: 220
  • Premios de esta obra:
    • 2000 Saltire Society Scottish First Book of the Year Award, “The Translator”
    • 2003 Race and Media Award, “The Translator”
  • Otras ediciones de esta obra: RBA coleccionables
  • Curiosidad: tumblr_lk64deH9HX1qbeumgo1_500La fotografía de la portada de la edición de la “Editorial Lengua de Trapo” es obra de Kishin Shiyonama y su titulo es “La morena Lily” (1968). Ha sido la imagen elegida también por “Editorial El Cobre” para “Más allá del horizonte” de Amma Darko.
A %d blogueros les gusta esto: