LitERaFRicAs

Simplemente literatura

El aterrador y maravilloso mundo Abiku en la literatura africana

8000ae1a5a1d1a45ae1077bb42870acd

Prince Twins Seven-Seven (Nigeria, 1944-2011) “The Dream of the Abiku Child”

En la literatura africana es frecuente encontrar talismanes, fetiches o amuletos (Esperando el voto de las fieras); marabúes, morabitos o  grigrimanes (El asesino de Banconi, y leyendas, creencias o mitos. Los Abiku son una de estas creencias. El fenómeno Abiku es muy popular en la tradición oral de África Occidental, especialmente entre los diferentes grupos étnicos de Nigeria. La palabra Abiku se compone de abi, aquello que posee Iku, siendo el significado de Iku, muerte; lo que se traduce como “predestinado a morir” o “nacido para morir” y pertenece a la cultura yoruba. Los igbo tienen también otro nombre para designar la misma creencia: Ogbanje.

Son varios los escritores, entre ellos Wole Soyinka, John Pepper Clark, Ben Okri, Chinua Achebe o Toni Morrison que han escrito obras que retratan una cultura en la que pervive la creencia en estos seres. Todos los anteriores son nigerianos, bien yorubas, bien igbos, ya que la creencia procede de allí, excepto la última. Sin embargo, no se ciñe solo al entorno nigeriano, Syl Cheney -Coker (Sierra Leona)  u Olympe Bhejy – Quenum (Benin) también han escrito sobre ellos.

Abiku, el ciclo interminable

Adunni-poster-e1392092731340Existe una creencia en la cultura yoruba sobre los Abiku que son los niños que han nacido para un tiempo después morir voluntariamente.  Lo que ocurre es que cumplimentan una y otra vez el ciclo de muerte y renacimiento. A veces, el mismo niño nace muchas veces diferentes en la misma familia. Los Abikus son considerados seres espirituales.

El fenómeno Abiku, en la conciencia mítica de África, es una experiencia aterradora. La idea más generalizada sobre los Abiku los coloca en los bosques, en las zonas deshabitadas donde abundan los espíritus malignos o demonios, que sufren de hambre, sed y frío y están siempre tratando de mejorar su condición mediante la introducción en los cuerpos de los niños recién nacidos. Así, si una madre ve a su hijo ir menguando poco a poco y sin causa aparente, llega a la conclusión de que un Abiku ha entrado en él o, como los nativos con frecuencia expresan, que ha dado a luz a un Abiku y que está muerto de hambre porque el Abiku está robando todo su alimento. A veces, el niño recupera su salud  y se cree entonces que este procedimiento ha sido eficaz y que los Abikus han sido expulsados. En cambio, si ninguna mejora se lleva a cabo o el niño sigue creciendo débil, los esfuerzos de la madre para sacar al Abiku se focalizan haciendo pequeñas incisiones en el cuerpo del niño para causar dolor al Abiku y hacerle salir. El pobre niño grita de dolor, pero la madre endurece su corazón creyendo que el Abiku está sufriendo por igual.

Hay muchas más creencias alrededor de ellos, como las que recoge Ainehi Edoro a partir de un artículo de Timothy Omobolade y publicado en la “Revista de Artes Africanas” (1973). No hay un ciclo de vida estándar para ellos y durante su estancia en el mundo humano buscan la compañía del otro transformándose de adulto a niño para ello. Además ansían el poder, el interminable ciclo de muerte y renacimiento puede ser difícil, por lo que en el fondo envidian la mortalidad de los seres humanos. Y son conocidos por su belleza. La marca de identificación se convierte en frecuente entre los niños Abiku. Al morir, se coloca una marca en el cuerpo de estos niños, principalmente en la cara, el pecho, o en algún lugar visible para que las personas los reconozcan como hijos espirituales si finalmente vuelven a renacer a la vida

En un intento de romper este ciclo, los padres del niño Abiku, con la ayuda de los sacerdotes y adivinos realizan rituales para romper la relación entre los Abiku y sus almas gemelas. Con el fin de hacer eso, tienen que encontrar los lazos espirituales que unen a los Abiku al mundo de los espíritus y destruirlos. Estos rituales también incluyen hacer cicatrices en el cuerpo del niño muerto, negándose a proporcionarle entierro decente y en algunos casos la mutilación del cuerpo del Abiku muerto.

Mundo Abiku

Todo lo anterior es un acercamiento para conocer un poco el mundo Abiku. Sobre esta339232 creencia, y sin desdeñar la rica narrativa oral gracias a la cual conocemos este universo, la literatura africana escrita nos ofrece varios títulos en los que aparece, de manera más o menos extensa.

Wole Soyinka (poema Abiku, 1967, y  Aké, los años de la niñez)Amos Tutuola (My Life in the Bush of Ghosts), Debo Kotun (Abiku, 1995), John Pepper Clark (poema Abiku1967) Toni Morrison (Beloved, 1987) han mostrado interés por el tema.

En este breve repaso no podía faltar Azaro, el niño mágico de La carretera hambrienta de Ben Okri, quien revolotea entre el mundo de los sueños y los barrios pobres de la ciudad.

Los Abiku se dice que están en constante ir y venir entre nuestro mundo y el mundo de los espíritus, pero cuando recién nacido Azaro ve por primera vez el rostro de su madre, decide detener el ciclo implacable de muerte y renacimiento.

Foto: judedibia-jd.blogspot.com

Foto: judedibia-jd.blogspot.com

Ahora una nueva escritora se añade a la lista.

Ayodele Olofintuade nació en Ibadan a principios de los 70 y es una artista multifacética (editora, dibujante gráfica y escritora). Realizó su debut literario con Eno’s Story (Cassava Republic, 2010) que estuvo clasificado para el “2011 Nigeria Prize for Literature”. “Adunni: The Beautiful One Has Not Died” es una historia ambientada en la ciudad más poblada de Nigeria, Lagos, en nuestros días. Adunni no es un Abiku normal. Potente y calculadora, ella emplea un montón de pensamientos y una cuidada investigación a la hora de elegir a su madre de acogida, “elijo los hermosos, los sabios, las personas que poseen inteligencia emocional. Los que pueden sentir y pensar”. Envidiada por todos, amada por la madre tierra, Adunni piensa que es invencible. Pero su suerte se agota cuando nace, dentro del interminable ciclo de muerte y renacimiento, en la familia Lamorin.

Desde Brittle paper se están publicando los sucesivos episodios de la saga. Por el momento se pueden leer hasta seis de los ocho totales que tendrá la serie [clika aquí si quieres leer los episodios (en)]. Las impactantes ilustraciones de Laolu Senbanjo nos introducen en el mundo maravilloso, terrible a la vez que atrayente y misterioso de estos seres.

descarga

Ilustraciones de Laolu Senbanjo

descarga

Ilustraciones de Laolu Senbanjo

Fuentes:

 

Anuncios

Un comentario el “El aterrador y maravilloso mundo Abiku en la literatura africana

  1. Pingback: El terror sobrenatural africano está vivo y coleando (II) ⋆ Wiriko

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 4 abril, 2014 por en Especiales, Soyinka, Wole y etiquetada con .
“La razón por la que escribo tanto sobre África es porque me indigna cómo es vista por el resto del mundo. Cuando la literatura sudamericana llegó a Europa cambió por completo nuestra perspectiva sobre los seres humanos. Pronto sucederá lo mismo con la literatura africana: entonces nos enteraremos de lo que tienen que decir sobre la humanidad” Henning Mankell.

Contador de visitas

  • 223,403 visitas

Colaboro con:

África no es un páis

Altair

mundo-negro

http://www.wiriko.org/

logoprincipalAFRIBUKU5

Fundación Sur

LOGO-WANAFRICA

Guin guin bali logo_es

Sitios que recomiendo:

alizanza internacional de editores independientes

303826_234206893296987_1206844572_n

biblioteca africana

cabecera

mary

aishlogo_0 (1)

CHEZ-GANGOUEUS-670x239

logo 2398

Literaturas Afrikanas

CR5MJnbo

Creative commons

Licencia de Creative Commons
El contenido de esta página está bajo una licencia de Creative Commons. Eres libre de copiar y publicar mis artículos y fotos, siempre y cuando lo hagas sin fines comerciales, me acredites como autora, cites el medio donde se ha publicado el texto originalmente e incluyas un enlace o, si no es posible, la URL de este blog. Las portadas de los libros y las fotos que no aparezcan bajo mi nombre son propiedad de sus autores.

En Facebook

unnamed

Entradas:Archivo

A %d blogueros les gusta esto: